Diario Sur

La Generalitat se compromete a «organizar, convocar y celebrar un referéndum»

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado del vicerpesidente, Oriol Junqueras (i).
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado del vicerpesidente, Oriol Junqueras (i). / Efe
  • «El asesinato de Companys es el paradigma de hasta donde está dispuesto a llegar el poder estatal para detener nuestra voluntad», según el manifiesto independentista, que hace una analogía con los casos de Mas y Homs

La Generalitat catalana en bloque, no solo el Consejo de Gobierno, sino también un centenar de altos cargos de la administración, se ha comprometido esta mañana por escrito, estampando su firma en un manifiesto, a "organizar, convocar y celebrar el referéndum", pues considera que el derecho de autodeterminación es un derecho "inalienable".

En un acto solemne celebrado en el Palau de la Generalitat, en el que han intervenido el presidente del Gobierno catalán, así como el vicepresidente y que ha contado con el ejecutivo en su conjunto, Puigdemont y Junqueras han redoblado su desafío al Estado, elevando el tono y cargando con dureza y con un lenguaje de enfrentamiento abierto contra el Estado español, al que la Generalitat acusa de no haber escuchado nunca la voluntad popular de los catalanes y de haber resuelto las diferencias imponiendo la "fuerza" y "menospreciando las libertades de Cataluña", como el comunicado suscrito por los independentistas afirma que ocurrió en la "Guerra de Sucesión y el posterior decreto de nueva planta, la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista". "En todas estas circunstancias, las autoridades catalanas han acabado represaliadas por parte del Gobierno español", según reza el "compromiso del Govern de Cataluña con el referéndum". Este manifiesto ha recordado que todos los presidentes de la Generalitat del siglo XX fueron encarcelados o sufrieron el exilio. "El asesinato de Companys es el paradigma de hasta dónde está dispuesto a llegar el poder estatal para frenar nuestra voluntad", recuerda con toda su crudeza el documento, que lo compara al caso de Mas y Homs, inhabilitados por desobediencia.

El Gobierno catalán afirma que "volvemos a encontrarnos en una encrucijada histórica", en la que "una inmensa mayoría de catalanes quieren decidir su futuro" y la "única respuesta que reciben del Estado español es la vía judicial". Por ello, según el manifiesto, el "Govern reitera su compromiso con la celebración de un referéndum", así como también "con la aplicación de los resultados". "Todos y cada uno de los miembros de este gobierno nos hacemos responsables de esta tarea", asegura el manifiesto, en claro desafío a los tribunales.

Tras la lectura del compromiso, Puigdemont y Junqueras, que han tratado de ofrecer una imagen de unidad, después de días de fuertes enfrentamientos entre el PDeCAT y ERC, han apuntado que quieren resolver la cuestión catalana como "lo hacen las democracias avanzadas". "El Govern reafirma de manera solemne su determinación para preparar, convocar y celebrar el referéndum", según Puigdemont. Junqueras ha insistido en que el compromiso con las urnas es "compartido". "Nos conjuramos conjuntamente para que los ciudadanos puedan celebrar y ganar el referéndum", ha asegurado Junqueras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate