Diario Sur

Los padres de Nadia mantenían sexo delante de la pequeña

El juez ve indicios de que el padre la usó para pornografía
El juez ve indicios de que el padre la usó para pornografía / ATLAS
  • Según publica en exclusiva el diario ABC, el juez divide en dos grupos las imágenes halladas; en el segundo, la menor posa desnuda «con un innegable contenido sexual»

Los datos que se desvelan a raíz de la investigación del caso Nadia reflejan que la gravedad de los delitos de los que se acusa a los padres de la niña, inicialmente procesados por un caso de fraude tras recaudar fondos ilegalmente para la menor enferma. Ayer se daba a conocer el hallazgo de fotografías de contenido sexual en los que aparecía la propia Nadia en el material informático de los progenitores. Según publica en exclusiva el diario ABC, el juez instructor revelaba en su auto que en las imágenes visionadas «se observa como una menor de edad se encuentra presenciando relaciones íntimas, de un carácter sexual explícito». Además, según concreta el magistrado, «la menor, a pesar de la enfermedad padecida, necesariamente debía entender la significación de los actos que sus progenitores realizaban no solo en su presencia, sino en la misma cama en la que ella se hallaba», concreta el magistrado.

El instructor se refiere a uno de los dos grupos de archivos encontrados, tal y como él mismo diferencia: unas de los investigados (Fernando Blanco y Marga Garau, la madre) manteniendo relaciones sexuales, de forma explícita en la cama. En el margen inferior de algunas se pueden apreciar «unos pequeños pies, los cuales por edad y tamaño se podrían corresponder con los de su hija menor de edad, Nadia Nerea». Estos hechos pueden ser constitutivos de un delito de exhibicionismo o provocación sexual.

En el segundo grupo la menor aparece de forma constante desnuda «posando con un innegable contenido sexual». Estos otros hechos podrían ser constitutivos de un delito de explotación sexual, agravado porque la menor no ha alcanzado los 16 años y, a su vez, el autor sería el padre.

Por otro lado, la sección primera de la Audiencia de Lérida ha dictado este miércoles un auto en el que confirma la prisión provisional sin fianza de Fernando Blanco, investigado junto a su mujer -que está en libertad- por la presunta estafa.

El auto responde al recurso contra la prisión provisional presentado por su abogado, Alberto Martín, en diciembre, y no tiene en cuenta la información de este martes sobre el hallazgo por parte de los Mossos d'Esquadra de fotos de carácter pornográfico.

La Audiencia de Lérida justifica la confirmación de la prisión argumentando que existen indicios suficientes para imputar al investigado un presunto delito de estafa agravada y que del dinero recaudado en sorteos, donaciones y actos benéficos -unos 900.000 euros- solo se ha podido bloquear una tercera parte, y considera además que existe riesgo de fuga y que quedan pendientes algunas diligencias.

El juez, tras conocer el martes los hallazgos de imágenes pornográficas, ha autorizado el registro de trece pendrives, siete tarjetas de memoria, tres discos duros y otros terminales informáticos, y ha acordado citar a declarar a los dos investigados el viernes a la madre, Margarita Garau, a las 10.00 horas y al padre, Fernando Blanco a las 11.00.

La niña, que ha residido en Fígols (Lérida) en los últimos años, vive ahora en Palma de Mallorca con una tía materna -que tiene la custodia-, y la madre se ha instalado a unos siete kilómetros.