Diario Sur

«Razonable, pero no suficiente» para Andalucía, según Montero

La consejera María Jesús Montero justificó la abstención de la Junta de Andalucía respecto al objetivo de déficit porque «mejoraba la previsión inicial» y porque el Gobierno «se han comprometido a otros aspectos» y «se abre una vía,en que confiamos que el Gobierno cumpla su palabra», para convocar la Conferencia de Presidentes y para que se aborde la regla de gasto y los ingresos de las comunidades autónomas. La décima más obtenida supondrá una disponibilidad adicional de 150 millones para el Presupuesto andaluz. Montero, que desvinculó este foro de la negociación que lleva a cabo el PSOE con el Ejecutivo, a través del grupo parlamentario, calificó el resultado de la reunión de «razonable, pero no suficiente» y dijo que aún queda pendiente de concretarse las entregas a cuenta.

Todo ello a pesar de que las comunidades autónomas han conseguido más margen de déficit para el próximo año. Así, el objetivo para 2017 será del 0,6%, lo que supone una décima más de respiro respecto al 0,5% que Hacienda había propuesto tras la prórroga de Bruselas. Además, la senda aprobada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera incluye unos objetivos del 0,3% para 2018 y el equilibrio presupuestario (0%) para 2019. Pero la batalla estaba en el límite del próximo curso por ser el más inmediato. Los consejeros autonómicos habían llegado al encuentro con la idea de lograr estirar la flexibilidad hasta un 0,7%, el límite fijado para 2016. Una cifra que, sin embargo, para Hacienda resultaba difícil de justificar ante la Comisión Europea, pendiente siempre del desfase autonómico. Esta negativa provocó que algunas de las comunidades con mayor desfase, como Valencia, Baleares y Cataluña, se desmarcaran del acuerdo.