Diario Sur

La mujer asesinada en un párking en Fuenlabrada estaba embarazada

  • Tenía 26 años y su novio, de 29, con el que salía desde hacía doce meses, la mató en un aparcamiento al creer que el bebé no era de él

«Ese niño no es mío, ese niño no es mío», repetía con las manos envueltas en sangre de su novia. La acababa de cortar la yugular al pensar que ella esperaba un hijo de otro hombre. Este dramático suceso ocurrió el jueves en la localidad madrileña de Fuenlabrada, un municipio con más de 195.000 habitantes. La víctima, de 26 años, se llamaba Alia Díaz García. Desde hacía doce meses, salía con Israel Jiménez Cardaba, de 29 años, quien le quitó la vida por pensar que le había sido infiel y que el bebé que esperaba no era de él. Los hechos tuvieron lugar a primeras horas de la tarde dentro de un coche estacionado junto al aparcamiento de la estación de ferrocarril. Según testigos presenciales, la chica corrió hacia el automóvil en busca de refugio tras una fuerte discusión con su pareja. Pero de nada le sirvió. Israel también se introdujo en el turismo, que se convirtió en el escenario del crimen porque fue allí donde le cortó la yugular.

A continuación, llamó a la madre de su novia para contarle lo que había hecho. Sobre las 13.50 horas, el teléfono 112 de Emergencia recibió un aviso alertando de que en un vehículo había una mujer que parecía estar muerta. Al lugar se trasladó una UVI móvil. Los sanitarios encontraron a la chica con el cuello cortado. Ya no respiraba y, junto a ella, su verdugo, con las manos ensangrentadas, repetía: «El hijo no es mío, no es mío».

El asesinato de Alia ha supuesto una conmoción en Fuenlabrada. El Ayuntamiento celebró ayer un pleno de condena y decretó dos días de luto. A continuación, un millar de personas se concentraron junto a la Casa Consistorial para denunciar esta nueva muerte machista.