Diario Sur

El Congreso tumba la propuesta de reducir el gasto en Defensa

madrid. Primero fue María Dolores de Cospedal quien, en la sesión de control al Gobierno de este miércoles, aseguró, a preguntas del diputado de ERC Gabriel Rufián, que España no recortará en gasto militar. «Nuestra seguridad está amenazada», advirtió. Y ayer PP, PSOE y Ciudadanos rechazaron en la Comisión de Defensa del Congreso la proposición no de ley de Esquerra que pedía recortar el presupuesto. En uno y otro casos, con distintos interlocutores, se tachó la pregunta y la propuesta de demagógica.

«Ministra, ahora salga a la calle y diga a la gente que coma balas y duerma en tanques», fue lo que le espetó Rufián a Cospedal en el Hemiciclo. Ayer, Anna Surra (ERC) tachó de «mentirosos» y «ladrones» a los gobiernos que apoyan el gasto militar y propuso, apoyada por Unidos Podemos, reducir un 40% la partida de Defensa para destinarlo a sanidad, educación o pensiones.

Enfrente, PP, PSOE y Ciudadanos echaron por tierra su propuesta con duros ataques. «Dínganles ustedes a la gente que coman urnas de cartón y se tapen con esteladas», se escuchó al popular Teófilo de Luis; «que coman esteladas y duerman en las embajadas de Cataluña», apuntó Guillermo Díaz Gómez, de Ciudadanos. El PSOE, en cambio, eludió el cruce de acusaciones para explicar que reducir casi a la mitad el presupuesto de Defensa pondría en peligro la seguridad nacional.

En 2015 el gasto militar fue de 12.715 millones de euros, un 1,18% del PIB (273 euros por habitante), unas cifras similares a las de 2003 tras el descenso progresivo del presupuesto. En 2014 fue levemente superior: 12.851 millones, un 1,23% del PIB. En 2013 concluyó con 12.986 millones y en 2012 ascendió a 14.679 millones, cifra casi récord.