Diario Sur

PSOE y Podemos rechazan avalar al fiscal general y al presidente de la CNMV

MADRID. José Manuel Maza, próximo fiscal general del Estado, y Sebastián Albella, designado para el cargo de presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pasarán hoy en el Congreso el examen de idoneidad para sus puestos. Aunque la Cámara baja no tiene capacidad para oponerse a estos nombramientos por parte del Gobierno, el panorama se antoja complicado para el Partido Popular toda vez que tanto PSOE como Unidos Podemos han anunciado su rechazo a ambos candidatos. De sumarse el resto de grupos a la posición de las dos formaciones de izquierda, tanto Maza como Albella accederían a sus cargos con la única confianza de un PP que encuentra en minoría en el Congreso.

En el caso de Maza, su idoneidad para dirigir la Fiscalía será analizada por la Comisión de Justicia. Los grupos solo podrán hacer valoraciones sobre el aspirante ya que el Estatuto del Ministerio Fiscal no prevé que se celebre una votación. Podemos solicitó que sí se llevara a cabo pero la Mesa de la Comisión de Justicia -conformada por dos represetantes del PSOE, dos del PP y uno de Esquerra- rechazó esta posibilidad. Según justificó la presidenta de la comisión, la socialista Margarita Robles, la decisión se tomó Tanto el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, como el de Podemos avanzaron ayer que pronunciarán durante la sesión su disconformidad con el nombramiento.

En el caso de Albella sí se producirá una votación,pero no es vinculante por lo que aunque reciba un rechazo mayoritario en la Comisión de Economía no se dará impedimento alguno para que presida la CNMV. Tanto PSOE como Podemos se pronunciarán en contra de que el Congreso elabore un informe favorable a su nombramiento. Para los socialistas, Albella «proviene del propio sector, ha estado trabajando en los mercados e incluso ha litigado contra la CNMV».