Diario Sur

Zoido pide a la renovada cúpula de Interior servir como «un solo equipo»

El ministro del Interior (3i) con la nueva cúpula de Interior.
El ministro del Interior (3i) con la nueva cúpula de Interior. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)
  • El titular de Interior preside el acto de toma de posesión del nuevo gabinete y defiende su vocación de diálogo para una España más segura

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha presentado a su nuevo equipo que llega "para escuchar mucho, ponderar las decisiones y no escatimar ningún esfuerzo" para que España sea un país más seguro y más libre. Zoido ha presidido la toma de posesión de su nueva cúpula, con el secretario de Estado de Seguridad al frente, José Antonio Nieto, y los directores de la Policía Nacional, Germán López Iglesias, de la Guardia Civil, José Manuel Holgado Merino, y de Tráfico, Gregorio Serrano.

El nuevo director de Tráfico, Gregorio Serrano, nacido en Sevilla en 1967 y profesor de Derecho en la Universidad Pablo de Olavide de esta ciudad, era, hasta su marcha a Madrid con el ahora ministro, portavoz del grupo 'popular' en la Corporación. Por su parte el nuevo director del gabinete, Francisco Luis Pérez Guerrero, Curro en los círculos sevillanos -él mismo utilizaba este nombre en el correo corporativo del Consistorio-, es licenciado en Derecho por la Universidad de Huelva. Nació en Sevilla en 1971 y es profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Pablo de Olavide de la capital andaluza.

De Sevilla procede también el nuevo director de la Guardia Civil, el magistrado José Manuel Holgado Merino, nacido en 1959 en El Cubo de Don Sancho (Salamanca), una persona que entabló una amistad con Zoido al ser ambos compañeros de profesión y coincidir como jueces en ejercicio en esta ciudad.

Zoido ha confiado asimismo en su compañero de partido José Antonio Nieto, exalcalde de Córdoba, la gestión del día a día de una de las carteras más sensibles para las políticas de Estado al tener que hacer frente a la amenaza del terrorismo yihadista, entre otras gestiones entre las que figuran la disolución de ETA y la continuación de la lucha policial contra la corrupción y el crimen organizado.

Para hacer frente a estos desafíos, Zoido contará además con la ayuda de Germán López Iglesias, a quien ha nombrado director de la Policía Nacional. Se trata de un político con experiencia en el PP de Extremadura -donde se crió Zoido y una comunidad con la que sigue teniendo lazos familiares- que también forma parte del círculo de amistades del nuevo ministro. Nació en Badajoz, donde era hasta ahora teniente de alcalde, y es de profesión ingeniero agrónomo. López Iglesias ha sido diputado entre los años 2000 y 2008 y, en mayo de 2012, ocupó el cargo de delegado del Gobierno en Extremadura.

Un equipo que viene «a servir»

Un equipo, ha presentado el ministro, "con valores", que viene "a servir y que no quiere ser servido sino ser útil a los españoles". Consciente de que van a dirigir a las instituciones más valoradas por los ciudadanos, Zoido ha garantizado a policías, guardias civiles y funcionarios de su departamento que el equipo que hoy comienza a trabajar será "fiel aliado" de esos valores que aprecian los españoles. Dos son los grandes objetivos que el nuevo departamento quiere perseguir en esta legislatura, con la "verdad como única bandera" y defendiendo el "interés general y no el particular": la seguridad y la libertad.

Al acto han asistido, entre otros, los ministros de Justicia, Rafael Catalá; de Defensa, María Dolores de Cospedal, y de Empleo, Fátima Báñez, así como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

Víctimas del terrorismo

Previamente, en un desayuno organizado por el Grupo Joly en Almería, el ministro se ha referido a las víctimas del terrorismo y ha afirmado que luchará "de una manera incondicional" por la "memoria, por la verdad, la justicia y dignidad de todos aquellos que nos fueron injustamente arrebatados por el injusto y cruel terrorismo". Zoido ha manifestado que antes había un terrorismo, en referencia al de ETA, aunque en estos momentos existen "otras amenazas terroristas". "Tenemos que estar continuamente en tensión para garantizar la seguridad, estabilidad y la pacífica convivencia de todos los españoles", ha recordado.

Para hacer frente a estos desafíos, Zoido contará además con la ayuda de Germán López Iglesias, a quien ha nombrado director de la Policía Nacional. Se trata de un político con experiencia en el PP de Extremadura -donde se crió Zoido y una comunidad con la que sigue teniendo lazos familiares- que también forma parte del círculo de amistades del nuevo ministro.

Nació en Badajoz, donde era hasta ahora teniente de alcalde, y es de profesión ingeniero agrónomo. López Iglesias ha sido diputado entre los años 2000 y 2008 y, en mayo de 2012, ocupó el cargo de delegado del Gobierno en Extremadura. El propio Zoido fue también representante del Ejecutivo en Castilla-La Mancha y en Andalucía antes de presidir el Ayuntamiento de Sevilla.