Diario Sur

Barberá declara en el Tribunal Supremo por el blanqueo en la financiación del PP de Valencia

Rita Barberá, el jueves en el Congreso durante la apertura solemne de la XII Legislatura. :: Chema moya / efe
Rita Barberá, el jueves en el Congreso durante la apertura solemne de la XII Legislatura. :: Chema moya / efe
  • La exalcaldesa reconoció haber hecho donaciones, pero negó haber participado en el 'pitufeo' para el lavado de dinero

Casi nueve meses después de que la Guardia Civil desatara la 'operación Taula' y destapara la supuesta financiación irregular del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Rita Barberá declarará hoy ante un juez por aquellos hechos. La entonces máxima responsable del consistorio de la capital del Turia y del grupo municipal, y actual senadora del Grupo Mixto tras ser apartada de la militancia por el PP, será interrogada en el Supremo por el magistrado de la Sala Segunda Cándido Conde-Pumpido, instructor de la causa y fiscal general durante el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

La exalcaldesa está imputada por un supuesto delito de blanqueo de capitales, en el que también están encausadas otro medio centenar de personas, entre ellas la práctica totalidad del que fuera su equipo de gobierno. Todo ellos habrían participado en el 'pitufeo', consistente en donaciones legales de mil euros efectuadas por concejales y asesores en vísperas de las elecciones municipal de 2015. Esas cantidades, que sumaron un total de 50.000 euros, les eran supuestamente devueltas en efectivo por el partido en dos billetes de 500 euros para «aflorar» de esa manera el dinero de la presunta caja B del PP valenciano, nutrida de «comisiones ilegales por la adjudicación de contratos públicos».

Un ardid en el que habría participado también la propia exregidora, según la investigación del titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, Víctor Gómez, quien remitió una exposición razonada al alto tribunal con los indicios penales recogidos contra Barberá, ahora aforada por ser senadora designada por las Cortes valencianas, condición a la que no ha renunciado a pesar de que el pasado 14 de septiembre se dio de baja del PP tras un trabajado acuerdo con la dirección del partido. Un día antes, la Sala de lo Penal del Supremo, con el visto bueno de la Fiscalía, había abierto por unanimidad una causa contra la exalcaldesa.

Enfrentamiento

La exalcaldesa protagonizó un duro enfrentamiento con el vicesecretario de Organización de los populares, Fernando Martínez-Maillo, designado por Rajoy para negociar la salida de Barberá del partido, dado que se había negado a irse de forma voluntaria a pesar de la apertura de la causa en el Supremo. Sus compañeros de consistorio son investigados en un tribunal valenciano.

Barberá hasta ahora ha negado tajantemente los hechos. Antes de elevar la causa al Supremo, el juez Gómez le ofreció la opción de declarar, pero sin someterse a un interrogatorio. La imputada se limitó a presentar al juzgado un escrito de alegaciones en el que dijo que había hecho donaciones al partido para la campaña de las municipales de 2015, pero que ese dinero nunca le fue devuelto. Otros de los encausados, en cambio, han confesado que recuperaron el dinero con las aportaciones del PP en billetes de 500 euros. Aquellas explicaciones no convencieron al instructor, que siguió adelante con la exposición razonada que desembocó en la imputación de Barberá en el Supremo y en su declaración como investigada.