Diario Sur

Cospedal escoge la misión militar en el Mediterráneo para su primer viaje

Cospedal sube a bordo de la fragata 'Navarra' en la base italiana de Sigonella. :: alberto ferreras
Cospedal sube a bordo de la fragata 'Navarra' en la base italiana de Sigonella. :: alberto ferreras
  • La ministra de Defensa se desplaza a la base de Sigonella, en Sicilia, en la que atraca la fragata 'Navarra', y visita el destacamento Grappa

sigonella (sicilia). Dolores de Cospedal ha querido que su primera visita como ministra de Defensa haya sido a las tropas españolas que participan en la misión humanitaria del Mediterráneo, en la que han rescatado del mar hasta la fecha a 7.221 inmigrantes.

Solo fueron cinco horas en la base de Sigonella en la isla de Sicilia para comprobar el estado de las tropas españolas integradas en la operación denominada 'EUNAVFORMED Sophia' cuya misión es luchar contra las redes mafiosas de tráfico de personas a través de la ruta del Mediterráneo Sur Central. Como dato anecdótico, el nombre de Sophia se añadió al de la misión militar en recuerdo a la niña nacida a bordo de un buque de la operación que rescató a su madre frente a la costa de Libia en agosto de 2015.

Desde el 7 de octubre de 2015, la operación se encuentra en la fase 2A de un total de tres, que permite realizar operaciones de visita, registro, abordaje e incautación de buques sospechosos de migración ilegal y trata de personas, tanto con el consentimiento del estado del pabellón para los buques que lo tengan como sobre los que naveguen sin pabellón.

La ministra de Defensa, que fue recibida por el comandante de las tropas, el capitán de fragata Vicente Cuquerella Gamboa, resaltó la necesidad de cooperación entre la Unión Europea y la OTAN en este tipo de operaciones. Tras el acto castrense, Cospedal visitó también el destacamento aerotáctico Grappa, donde se encuentra el avión CN 235 en versión de vigilancia marítima, perteneciente al 801 Escuadrón de Salvamento del Ala 49 con base en Palma de Mallorca.

344 barcos neutralizados

La misión principal de esta aeronave es la detección, identificación y seguimiento de las embarcaciones sospechosas de estar relacionadas con el contrabando o tráfico de migrantes, tanto las de las propias redes de contrabando como las de los migrantes, para facilitar la intervención y/o auxilio de las mismas según determinen los procedimientos establecidos por el Comandante de la Operación. Como misión secundaría la aeronave está capacitada para apoyar a misiones de rescate en la mar.

Hasta la fecha, se ha puesto a disposición de las autoridades italianas un total de 101 personas sospechosas de tráfico de migrantes, neutralizado 344 embarcaciones, y rescatado a 29.576 inmigrantes, de los que España ha recogido un total de 7.221, el 24% del total.

La visita de ayer de la ministra de Defensa supone el punto de partida de las próximas que tiene previsto realizar a las misiones militares que el Gobierno tiene distribuidas en Líbano, Afganistán, Turquía, Irak Senegal, Somalia, República Centroaficana, Malí, Estonia, Letonia, Lituania, entre otros países.