Diario Sur

La influencia del clan de los Nadal se extiende por el Gobierno

  • El Consejo de Ministros nombra a Eva Valle directora de la Oficina Económica de Moncloa

Uno de los puestos del área económica más importantes dentro del Ejecutivo -después del de ministro- es la dirección de la Oficina Económica del presidente del Gobierno. Ayer, el Consejo de Ministros nombró a Eva Valle (Zaragoza, 1974) directora de este departamento que depende directamente de Rajoy. Valle era desde septiembre de 2013 la número dos de la Oficina Económica encargada de coordinar los trabajos preparatorios de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos además de participar en la preparación de las cumbres de Bruselas y del Eurogrupo. Se da la circunstancia de que está casada con Alberto Nadal, actual secretario de Estado de Presupuestos y hermano gemelo de Álvaro Nadal, anterior director de la Oficina Económica y ahora ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Valle tiene una larga experiencia profesional. Petenece al cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado y ha sido directora del departamento de Economía Internacional de la Presidencia del Gobierno, subdirectora general adjunta de Asuntos del Sistema Monetario Internacional en el Ministerio de Economía y asesora del director ejecutivo por España en el FMI, entre otros puestos. Como directora de la Oficina Económica -con rango de secretaria de Estado- será quien asesore a Mariano Rajoy en matería económica, laboral, comercial y de reformas estructurales.

La influencia del clan de los Nadal se extiende por el Gobierno. Álvaro Nadal fue el responsable del programa económico del PP para las elecciones y, anteriormente, había sido la mano derecha de Cristóbal Montoro cuando el PP estaba en la oposición. Precisamente Montoro se ha llevado a Alberto Nadal para una de las tareas principales de su ministerio: cuadrar los Presupuestos y cumplir el déficit.

El creciente ascendiente de Álvaro Nadal, cercano a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, como también lo son Cristóbal Montoro o Fátima Báñez, acentúa la soledad del ministro Luis de Guindos, que no cuenta ni con el refuerzo de una vicepresidencia económica ni con el control de la ComisionDelegada de Asuntos Económicos.