Diario Sur

El grupo socialista decide el castigo a los diputados rebeldes en la investidura

  • La dirección consultará a la gestora para que aporte su criterio político sobre las sanciones

madrid. La dirección del grupo socialista en el Congreso aprobará esta semana las sanciones a los 15 diputados que votaron en contra de la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy. Entre los que castigados estarán los siete diputados del PSC que prefirieron obedecer la resolución unánime de su Consejo Nacional antes que la decisión de abstenerse adoptada por el Comité Federal del PSOE.

La multa económica está asegurada, y será la máxima de 600 euros, pero puede haber más sanciones. El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, anticipó que el castigo no solo se limitará al bolsillo. Los díscolos pueden ser apartados de las responsabilidades parlamentarias que tienen tanto dentro del grupo como en las comisiones de la Cámara baja. La catalana Meritxel Batet y la balear Sofía Hernanz podrían dejar de ser secretarias generales adjuntas del grupo parlamentario así como portavoz adjunta y portavoz sustituta de la dirección.

Pero el caso que puede tener más recorrido político es el de la magistrada del Supremo Margarita Robles, presidenta de la comisión de Justicia. Ella es independiente, pero está sujeta a la disciplina del grupo parlamentario. Robles no ha dicho que hará en caso de ser sancionada, si seguirá como diputada rasa o dejará el escaño, pero ha reclamado al PSOE que «no pierda el tiempo» en debatir castigos y se dedique más bien a hacer «una oposición seria» a Mariano Rajoy. «Hay que mirar el futuro y trabajar lo más unidos posible, y no pensar en sanciones», señaló tras la investidura.

Fuentes cercanas a la gestora son partidarias de que sea apartada de ese cargo, pero diputados del sector 'sanchista' creen que en ese caso, y en el resto, una sanción dura solo serviría para ahondar la fractura en el grupo parlamentario.

Otros que podrían verse afectados en sus cargos en el Congreso son el también diputado del PSC Manuel Cruz, portavoz en la comisión de Educación y Deporte, y la asimismo catalana Mercè Perea, portavoz en la comisión de seguimiento de los Pactos de Toledo.

El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha admitido que la decisión se adoptará una vez consultada la gestora del partido, que expondrá su criterio político sobre la situación. El instructor de los expedientes, el diputado Luis Carlos Sahuquillo, entregará hoy su informe a la dirección parlamentaria una vez estudiadas las alegaciones que presentaron los 15 diputados rebeldes. Lo que está descartado es la expulsión del grupo socialista de los indisciplinados.