Diario Sur

«Yo sólo di un teléfono», dice Hernando tras salir su nombre en el juicio de 'Gürtel'

  • Isabel Jordán, que finalizó su interrogatorio tras más de veinte horas, había señalado al hoy portavoz del PP como la persona que le introdujo en la red

Tras cuatro jornadas de juicio, después de más de veinte horas de preguntas y respuestas ante el tribunal que juzga el 'caso Gürtel', Isabel Jordán puso punto final a su declaración. La gestora de empresas de la trama corrupta, que se enfrenta a 39 años de cárcel, respondió a su abogado y también pareja, Gustavo Galán, aunque este viernes quien se sintió interrogado se encontraba a cientos de kilómetros de San Fernando de Henares, precisamente en Almería.

Allí, Rafael Hernando tuvo que justificarse ante las declaraciones del día anterior de Jordán, quien dijo ante el juez que en 2002 le había pedido ayuda al hoy portavoz del PP en el Congreso para lograr trabajo porque era amiga de su mujer; dijo Isabel Jordán en sede judicial que Hernando le puso en contacto con Jesús Sepúlveda y, después, gracias a esa gestión se reunió y conoció a Francisco Correa. «Yo sólo le presenté a una persona y le di un teléfono. No sé qué relevancia tiene eso», respondió Rafael Hernando ante la insistencia de los periodistas en un acto en Almería. «Lamento que esta insistencia del abogado del PSOE, que es una persona que, al parecer, recibía regalos de la Púnica, le haya llevado a ese interés, pero no sé qué tiene que ver con el procedimiento», dijo en declaraciones recogidas por Efe.

Mientras, en la Audiencia Nacional Jordán cerró su interrogatorio recalcando que «yo pagué hasta los trajes de Camps» y explicando por qué había dejado de trabajar para Correa. Decidió dejarlo, dijo, en octubre de 2007 ante la mala relación que tenía con él y con su número dos, Pablo Crespo, que le reclamaban más de 200.000 euros que, la acusaban, se había apropiado de las sociedades de Gürtel. Pero el detonante, insistió, «fue descubrir que me seguían». Ese mismo mes, recordó, Correa pidió a un detectiva que siguiera sus pasos. «Lo paró la Guardia Civil junto a otras personas que también me seguían y que llevaban fotografías de mi hija, mis coches y mi casa».

El juicio tiene ahora un receso hasta el próximo 23 de noviembre, cuando está previsto que comience a declarar Alicia Mínguez, también administradora de las empresas de la trama 'Gürte' y que se enfrenta a una pena de 19 años de cárcel.