Diario Sur

Feijóo reivindica Galicia como ejemplo de estabilidad y autogobierno

vídeo

Núñez Feijóo, tras prometer su cargo como presidente de la Xunta de Galicia en presencia de Rajoy. / Efe | Vídeo: Atlas

  • El mandatario gallego asegura que "Galicia nunca pedirá más de lo que le corresponde, ni se conformará con menos"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha proclamado, tras prometer su cargo como presidente por tercera vez, que Galicia "puede y quiere ser un modelo de estabilidad" para España, que en su Gobierno tendrá "un aliado fiel", al tiempo que, en un alegato final dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lanzado una declaración de intenciones: "Galicia nunca pedirá más de lo que le corresponde, ni se conformará con menos".

Durante su discurso, Núñez Feijóo ha agradecido la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que le ha precedido en el uso de la palabra y le ha dicho que la Xunta "será un aliado fiel y coherente" para afrontar los retos que aguardan al futuro de España.

"Agradezco su presencia, Galicia siempre estará ahí y nunca pedirá más de lo que le corresponde, pero no se conformará con menos de lo que le corresponde", ha señalado.

Ha reivindicado Feijóo la estabilidad política e institucional como un "requisito esencial", así como la del autogobierno gallego y la de la "nación española" de la que Galicia forma parte, al igual que la de la Unión Europea.

Sobre su Comunidad, ha comentado que "el equilibrio político que los gallegos han conseguido es, efectivamente, una excepción en España, pero no una anomalía", y ha avanzado que, como nacionalidad "histórica" que es, pues Galicia jamás estará ausente de ningún debate territorial que "cuestione la soberanía común" o una financiación "justa" para todos los ciudadanos de todas las autonomías.

Nuevo rumbo de la UE

Además, como cuna jacobea, de su tierra ha subrayado que anhela un nuevo rumbo de la Unión Europea que "disipe los malos augurios", y, para todo ello, ha asegurado, la Galicia del siglo XXI "no cierra, ni desconecta, ni rechaza; es el pueblo del sí, el pueblo afirmativo, y una comunidad donde no existen verdades como puños, sino verdades como manos tendidas".

Núñez Feijóo ha confesado que se siente como un discípulo de su gente y como un alumno que va "con la mente abierta y el corazón ilusionado al aula", como el primer día y en la primera clase, ha destacado emocionado, y así también se ha mostrado al recordar el "ejemplo" de un gallego que no está, por su padre Saturnino, que falleció, y de otro "por venir", su hijo, cuyo nacimiento está previsto para febrero.

Estas alusiones han contado, entre el público, con los gestos de aprobación de la madre del presidente de la Xunta, Sira, y de su pareja y madre del que será el primer hijo de Alberto Núñez Feijóo, la ejecutiva Eva Cárdenas.

Núñez Feijóo ha apelado, asimismo, a la importancia de sentirse gallego y en ese sentido ha celebrado la presencia de Mariano Rajoy, que se encuentra en la Comunidad por amistad personal y porque su carrera política se inició aquí, ha recordado Núñez Feijóo, y es por tanto en Galicia donde empezó a ser la persona "que hoy es".

«Ayuda de todos»

El máximo mandatario autonómico ha reconocido, igualmente, su trabajo a todos los gobernantes que ha tenido Galicia, con menciones a sus antecesores Xerardo Fernández Albor, Fernando González Laxe, Manuel Fraga y Emilio Pérez Touriño, y ha dado las gracias por su presencia en la ceremonia de hoy a los portavoces de los grupos parlamentarios En Marea, PSdeG y BNG, a los presidentes de diputaciones y a los alcaldes y ex regidores.

Núñez Feijóo ha puntualizado que "la sociedad descrita como titubeante y ambigua, reafirma con democrático empeño una estabilidad basada en mayorías elocuentes" y si hay que encontrar un modelo de "orgullo comunitario que no excluye" y que incorpora otras culturas e identidades, "está en Galicia".

Por último, ha concluido con el mensaje de que para su tarea de gobernar espera contar "con la ayuda de todos".