Diario Sur

Pedraz decide investigar las maniobras para sacar a la infanta del banquillo

  • El juez cita como testigo al abogado que la Policía considera que intermedió entre Roca y Manos Limpias para desimputar a la hermana del Rey

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, instructor del caso Ausbanc-Manos Limpias, ha decidido meterse de lleno en las turbias maniobras para intentar sacar a la infanta Cristina del banquillo en 2015, antes del juicio del 'caso Nóos'. El magistrado ha citado como testigo para el 9 de diciembre a José María Mas Millet, el prestigioso abogado que la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) considera que intermedió entre el abogado de la exduquesa, Miquel Roca, y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, en las conversaciones para desimputar a la hermana del Rey.

Según fuentes de la investigación, el testimonio de Mas Millet puede resultar «clave» para saber hasta dónde llegaron realmente los contactos para llegar a un acuerdo extrajudicial a cambio de dinero que librara a Cristina de Borbón del juicio y si es verdad la versión de Roca de que el entorno de la infanta se limitó a escuchar a Bernad para recabar pruebas para luego denunciarle.

Mas Millet, expresidente de Bancaja (hoy parte de Bankia), aparece citado en los informes que la UDEF remitió en julio a Pedraz. Uno de aquellos atestados apuntaba sin matices que «se puede inferir que Más Millet sería el intermediario válido solicitado por Miguel Bernad para llevar a cabo la desimputación de la Infanta» ante su mala sintonía con el propio Roca y su equipo.

Cruce de mails

La identidad de este abogado aparece por primera vez en un mail fechado el 15 de octubre de 2015 en el que el propio Bernad, tras reunirse con un directivo de La Caixa días antes, envía al expresiente de Bancaja un documento de cuatro páginas, que en realidad es un borrador en el que se informa a la Audiencia Provincial de Palma de que Manos Limpias desiste de seguir acusando a Cristina de Borbón. En ese documento que sale del mail de Miguel Bernad se afirma, entre otras cosas: «Estaríamos, como acusación popular, en condiciones de desistir en la imputación de Cristina de Borbón».

Eso sí, «dejando constancia de que en modo alguno nos hemos ensañado con la imputada por ser quien es». «Si Manos Limpias llega a esta conclusión es porque, después de un exhaustivo análisis -que lo hacemos con todos los imputados cualesquiera que sea su condición- tenemos la conciencia tranquila y la certeza de que hemos llegado procesalmente al límite de un proceso judicial, respetando la legalidad vigente y los diversos tramos procesales con exquisita pulcritud, por lo que nadie nos puede acusar de hacer un desistimiento por fines espúreos o como contrapartida a algo».

El 28 de octubre de 2015, José María Mas Millet, del que constan mails anteriores en los que refiere contactos con La Caixa a cuenta del tema de la infanta, envió otro correo al líder de Manos Limpias, corrigiendo el escrito que debía presentarse a la Audiencia de Palma para sacar definitivamente a la infanta del «caso Nóos». En esa carta, Millet revela que ha mantenido una conversación anterior con Bernad y le adjunta un nuevo borrador desistiendo de la imputación de la hermana de Felipe VI. «Tras realizar un primer borrador algo extenso, he considerado más oportuno ir a tu esquema y realizar un escrito breve en el que se deja muy claro que es el firme posicionamiento del Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado, no formulando acusación alguna contra la infanta, lo que nos ha inducido a revisar nuestra posición», escribió el letrado, que incluso incorporó sugerencias para ese escrito «cara a la galería».