Diario Sur

Un incendio causado por un calefactor abrasa a dos ancianas en Sevilla

  • La hija logró escapar del piso en llamas pero posiblemente regresó para intentar salvar a su madre

sevilla. Primera y trágica noche de frío en Sevilla. La Policía Científica investiga las causas del incendio originado la noche del lunes en un barrio de Sevilla y que causó la muerte a dos ancianas, madre e hija de 102 y 80 años.

Las primeras hipótesis apuntan a que el fuego se inició en el salón de la vivienda a causa de un artefacto eléctrico, y ambas mujeres se vieron atrapadas por el humo y con escasa capacidad de reacción dada su avanzada edad.

Hasta una docena de vecinos alertaron al servicio de emergencias 112 sobre las 22.20 horas de la noche del lunes del incendio que se había detectado en la primera planta de un bloque de nueve en la calle Virgen de la Antigua, desde donde salían enormes llamaradas de fuego. Dentro, avisaban, se oían voces de personas pidiendo auxilio.

Hasta el lugar se desplazaron varios vehículos de bomberos del Ayuntamiento de Sevilla, así como una escalera desplegable para acceder a la vivienda debido a la intensa columna de humo que invadía la escalera del inmueble.

Algunos vecinos, en su mayoría personas mayores, tuvieron que permanecer en el interior de sus casas, y llegaron a contar a los bomberos que la más joven de las mujeres, Matilde Tirado, pudo salir de la casa, pero que volvió a entrar «posiblemente en busca de su madre», identificada como Esperanza Blanco.

La vivienda, un piso de unos 160 metros cuadrados ubicado en una de las calles más conocidas del barrio, quedó completamente calcinado.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, explicó que aunque aún se investigan las causas del incendio, «todo apunta a un calefactor» ubicado en el salón del domicilio, que ambas mujeres habrían encendido tras la bajada de temperaturas de estos días en la capital andaluza, pero no se ha podido concretar todavía si las llamas se iniciaron por un fallo eléctrico, un sobrecalentamiento del electrodoméstico o bien porque que prendiera alguna prenda de la estancia.