Diario Sur

Pujalte y dos exdiputados del PP, investigados por falsedad documental

  • Un juzgado de Madrid les cita por los trabajos de su consultora y manda a la Audiencia pagos de Arístegui y De la Serna

Vicente Martínez-Pujalte ya tiene cita en el juzgado. El exdiputado y exportavoz económico del grupo popular declarará como investigado el 23 de noviembre en el Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid. La magistrada Josefa Bustos le acusa de un delito de falsificación en documento mercantil por los pagos recibidos por supuestos trabajos de asesoría externa que hizo entre 2008 y 2014, mientras era parlamentario, a través de su mercantil Sirga XXI Consultores.

La juez también investiga por los mismos hechos a la socia de Pujalte hasta 2011 en la citada sociedad, la exdiputada y exsenadora del PP Ana Torme, al exdiputado Alejandro Ballesteros y a tres empresarios que supuestamente pagaron a Sirga XXI por asesoramiento, Alejandro Llorente, Jaime Miguel Marín y María del Mar Benito. El primero es alto cargo del Grupo Llorente y el segundo fue socio de la consultora del diputado de 2013 a 2015. Ahora es directivo de la fundación FAES que preside José María Aznar.

Todos están citados el 14 de diciembre y el 11 de enero por el delito de falsificación en documento mercantil. En un principio, la Fiscalía de Valladolid que denunció los hechos ante un juzgado de esa ciudad y después se inhibió ante los órganos judiciales de Madrid, vio también delito de cohecho. Pero parece que este tipo penal queda de momento fuera de la instrucción.

Pujalte y Torme eran socios al 50% de Sirga XXI Consultores, creada mientras eran parlamentarios, hasta que en 2011 la segunda le vendió su participación. En su escrito, la Fiscalía cuantificó en unos 600.000 euros el dinero recibido por la sociedad entre 2008 y 2014. Los pagadores fueron constructoras, confederación de empresarios, editoriales, cámaras oficiales y hasta dos mercantiles relacionados con los también investigados en la Audiencia Nacional Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna, exparlamentarios del PP, quienes dieron más de 55.000 euros a la consultora por supuestos trabajos de asesoría.