Diario Sur

Francia entregará a Interior el archivo histórico de ETA hallado en un zulo

Madrid. ETA ha perdido la última batalla que le quedaba por dar: la de recuperar su propia historia. Francia ha garantizado ya al Ministerio del Interior que entre los 40.000 documentos y objetos de la banda terrorista incautados en territorio galo -y que el Gobierno de París está dispuesto a entregar a España en cuanto se sistematice el material- estará «íntegramente» el conocido como 'archivo histórico interno' de ETA. O sea, todo el material propio que durante casi 45 años los dirigentes fueron acumulando a modo de registro y que fue descubierto en la llamada 'operación Santuario' en la que el 3 de octubre de 2004 cayó el entonces máximo cabecilla de la banda, Mikel Albisu Iriarte 'Mikel Antza', ultimo 'custodio' de estos datos.

Según han revelado mandos del lucha antiterrorista, el Ministerio del Interior va a reclamar «todos y cada uno» de los «efectos» que fueron encontrados en el «archivo central» de ETA, que se ubicaba en el zulo que la banda denominaba 'Txori' (pájaro): un sótano de 20 metros cuadrados (lleno de estanterías plagadas de documentos hasta el techo) de una casa de la localidad de gala de Saint Pierre d'Irube.

Valor histórico

Los responsables del departamento que ahora dirige Juan Ignacio Zoido tienen ya muy claro que van a hacer con todo ese material, que «muy probablemente no tenga valor penal», pero sí un «altísimo valor histórico». Van a convertir el 'archivo histórico interno' de ETA en la «joya de la corona» del futuro Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, que se ubicará en la antigua sede del Banco de España en Vitoria y que el Gobierno espera poder abrir a lo largo de 2018, una vez que acaben las obras de acondicionamiento del vetusto edificio. Los expertos de Interior que llevan trabajando desde abril en expurgar el listado facilitado por Francia con la ingente cantidad de documentos y efectos incautados.