Diario Sur

Rajoy y Rivera sientan esta semana las bases para negociar los Presupuestos

madrid. Entre las tareas pendientes de un Gobierno que ha pasado los últimos diez meses en funciones, la primera es la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. La titular de Empleo, Fátima Báñez, avanzó ayer que el Ejecutivo se pondrá «esta misma semana» manos a la obra. Con la incógnita aún de si el Consejo de Ministros del viernes aprobará el techo de gasto del próximo curso, ya se han iniciado los contactos entre partidos para sentar las bases de la negociación que está por abrirse.

Por ahora, Mariano Rajoy cuenta con la disposición de Ciudadanos a pactar las Cuentas. El presidente y Albert Rivera mantuvieron este sábado un contacto telefónico en el que acordaron designar en los próximos días a sus respectivos equipos negociadores. La formación liberal, que selló con el PP un acuerdo de investidura, exige que en el proyecto se vean reflejadas las 150 medidas del documento firmado y, especialmente, que se recoja un complemento salarial para los trabajadores que no llegan a fin de mes, la gratuidad de los libros de texto y la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad.

«Los Presupuestos no van a aprobarse a cualquier precio», avanzó Ignacio Aguado, miembro de la ejecutiva nacional de Ciudadanos. El partido de Rivera, que necesita ejercer el control del Ejecutivo y justificar el haber posibilitado un Gobierno de Rajoy, espera, en todo caso, que el PSOE se implique en la negociación.

El otro pilar del futuro acuerdo presupuestario al que aspiran en la Moncloa es el PNV. Los nacionalistas ya han reclamado un «cambio de actitud» al presidente para comenzar a dialogar, y el portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, recordaba ayer que el cese de los recursos del Ejecutivo en los tribunales contra leyes vascas «podría ser un gesto, aunque luego habría que hablar de cosas mayores».