Diario Sur

España enviará militares a Letonia y Rumanía

Soldados de la OTAN en un ejercicio militar en la base de Adazi, en Letonia :: Valda Kalnina / efe
Soldados de la OTAN en un ejercicio militar en la base de Adazi, en Letonia :: Valda Kalnina / efe
  • La compañía terrestre se integrará en un batallón multinacional liderado por Canadá que estará «listo para el combate» desde la base de Adazi

  • Ofrece a la OTAN 130 efectivos en la república báltica y prepara otro contingente en el Mar Negro para contener a Rusia

España tendrá presencia militar en las misiones terrestres de la OTAN en las repúblicas bálticas y Rumanía. El objetivo es contener a Rusia en esta 'guerra fría' latente desde la intervención en Ucrania en 2014. El nuevo Gobierno aprobará de forma urgente, quizá en el primer Consejo de Ministros de este viernes o en el de la próxima semana, el envío de una compañía de entre 100 y 130 efectivos para apoyar a uno de los cuatro batallones multinacionales que se desplegará en la localidad de Adazi, en Letonia.

Los militares del Ejército de Tierra se integrarán en un contingente liderado por Canadá y que contará, además, con soldados de Albania, Polonia, Italia y Eslovenia. La idea inicial es que entre todos sumen un millar de efectivos. El resto de batallones estarán ubicados en Tapa (Estonia), liderado por Gran Bretaña; en Rukla (Lituania), comandado por Alemania; y en Orzysz (Polonia), que dirigirá Estados Unidos.

Estos batallones «serán robustos, estarán listos para el combate y su carácter multinacional demostrará la fuerza del vínculo trasatlántico, dejando claro a Rusia que un ataque contra un aliado será considerado como un ataque a los 28. Se trata del mayor refuerzo de la defensa colectiva de la Alianza en una generación», concluyeron los ministros de Defensa participantes en la cumbre de la semana pasada en Bruselas.

España ya está presente en el este de Europa dentro de la misión de la OTAN de la Policía Aérea del Báltico, reforzada en 2015 a consecuencia de la crisis de Ucrania y la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia. Desde entonces la fuerza aérea española contribuye con cazas Eurofighter, que ahora están destacados en Siauliai (Lituania). En en el primer cuatrimestre de este año lideró la operación en este país con cuatro aviones de combate y alrededor de un centenar de efectivos del Ejército del Aire, entre personal de vuelo y de mantenimiento.

Sobre esta misión, el Estado Mayor de la Defensa confirmó en los actos del pasado 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, que en 2017 y 2018 se mantendrá la presencia española en el Báltico. Para ello, al igual que en el caso de las tropas terrestres en Letonia, solo requiere autorización del Consejo de Ministros y no del Congreso, ya que se trata de agrupaciones permanentes de la OTAN, según señalaron fuentes del Ministerio de Defensa.

Fase de definición

En la cumbre de la semana pasada también se pidió la participación de España en el batallón que los aliados desplegarán en Rumanía. No obstante, a diferencia de la presencia en Letonia, donde el planeamiento militar ya está cerrado a la espera de la autorización del Consejo de Ministros, en el caso rumano la contribución «aún está sin definir».

Esta misión se enmarca en el aumento de la presencia de efectivos en la región del Mar Negro. Una serie de medidas específicas para una mayor presencia marítima, aérea y terrestre que contrarrestre la expansión rusa en ese territorio estratégico para la seguridad de la Unión Europea.

Varias naciones ya comprometieron fuerzas y capacidades militares. Se trata de Canadá, Alemania, Países Bajos, Polonia, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos. Otros aliados también estudian cómo pueden contribuir, entre ellos España, según confirmaron fuentes de Defensa.

La lectura que hacen en el departamento del ministro en funciones Pedro Morenés es que la mayor implicación de la OTAN en el este por la 'guerra fría' con Rusia, su máxima obsesión, no debería olvidar las amenazas que también se ciernen en el sur, frontera donde también se tendría que reforzar la presencia militar.