Diario Sur

«A partir de ahora es el Parlamento el que manda»

madrid. En un calco de su primera intervención en el debate de investidura, Albert Rivera volvió a insistir en la necesidad de que PP y PSOE se abran al diálogo en una legislatura que certifica la defunción del bipartidismo.

El mensaje de Ciudadanos no ha variado desde la noche electoral. Su partido, consideran, es el que mejor ejemplifica la voluntad de negociar para permitir a España avanzar y en la mano de socialistas y populares está el que esto suceda. Sobre el futuro, Rivera deseó «un gabinete dialogante, que llegue a acuerdos en esta Cámara y que entienda que a partir de ahora este Parlamento es el que manda y el Ejecutivo es el que ejecuta las leyes y las decisiones de este Parlamento».

Pese a su satisfacción porque finalmente se haya logrado desbloquear las instituciones, Rivera insistió en sus advertencias a Mariano Rajoy. Si el presidente no muestra cintura política para atraer a otras fuerzas, la legislatura nacerá muerta, le vino a decir.

El dirigente liberal pidió al líder del PP que «no tenga miedo, porque es solo una legislatura sin mayoría absoluta», al mismo tiempo que le recordó que en esta situación de minoría hay muchos Ejecutivos en toda Europa y llevan así décadas.

También avisó al líder del PP de que «no puede hacer lo mismo» que en los últimos años, y que hay que «expulsar» de la vida política todo lo que representa Luis Bárcenas, la 'trama Gürtel' , Jordi Pujol o los ERE.

La cita de ayer del líder de Ciudadanos fue de J. F. Kennedy. «Cambio es ley de vida; cualquiera que mire solo al pasado y presente se perderá el futuro». Lo llevaba dentro y se la devolvió a Iglesias. «Puede mirar en Google quién es Kennedy».