Diario Sur

EL REY VIAJA A COLOMBIA EN DOS AVIONES COMO MEDIDA DE PRECAUCIÓN

  • La decisión se ha tomado para evitar que una avería impida a Felipe VI regresar mañana de la Cumbre Iberoamericana

Tras diez meses largos de espera, el Gobierno en funciones ha puesto todos los medios para asegurarse de que la investidura de Mariano Rajoy no se vea afectada por ningún contratiempo, como podría ser un retraso en el regreso de Felipe VI, que tiene previsto aterrizar la madrugada de este domingo en España después de asistir entre ayer y hoy a la Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias. Para evitar una sorpresa de este tipo, el Ministerio de Defensa ha enviado dos aviones a la ciudad colombiana. El jefe del Estado ha viajado en uno de los dos Airbus A310 de los que dispone el Ejército del Aire para el transporte de autoridades. El segundo aparato tendría la misión de traer de regreso al Rey en caso de avería del primero.

La precaución adoptada por Defensa está justificada. Desde hace tres años los fallos en los A310, adquiridos de segunda mano por el Gobierno de José María Aznar en 2003, han sido una constante. En noviembre de 2013, el entonces Príncipe de Asturias se vio obligado a cancelar una visita a Brasil debido a un cortocircuito en su avión. Un año después, el aparato que transportaba a Felipe VI de Santo Domingo a Honduras tuvo que aterrizar de emergencia a causa a un fallo eléctrico. El actual jefe del Estado no es el único que ha padecido las averías de los A310. En 2014, uno de ellos dejó en tierra a don Juan Carlos durante varias horas en Kuwait. Ese mismo año los pilotos se vieron obligados a abortar un despegue cuando la Reina Sofía trataba de regresar tras un viaje a Guatemala. Una de las aeronaves también tuvo que regresar al aeropuerto de Dublín cuando Mariano Rajoy retornaba de un congreso del Partido Popular Europeo.

A raíz de estos incidentes, Defensa decidió que el Rey viaje con un aparato de reserva para evitar que su agenda oficial se vea de nuevo afectada. Este protocolo se ha cumplido ahora con el viaje de Felipe VI a Colombia, señalan fuentes del Ministerio. Si nada falla, el jefe del Estado estará en el palacio de la Zarzuela a las 12:30 horas de mañana para presidir la toma de posesión de Rajoy.

Compromiso con la cumbre

Pese a lo apretado de la agenda, Felipe VI no ha querido fallar a la Cumbre Iberoamericana, un proyecto que impulsó personalmente don Juan Carlos y que se celebró por primera vez en la ciudad mexicana de Guadalajara en 1991. Pese al viaje a Colombia, el Monarca siguió al detalle el debate de investidura y la primera votación fallida.

Tras una etapa de apogeo en la década de los 90, las cumbres iberoamericanas han ido perdiendo trascendencia internacional, hasta el punto de que en la pasada de Veracruz los 22 países asistentes apostaron por que estas citas entre los países de ambos lados del Atlántico pierdan su carácter anual y pasen a celebrarse cada dos años. La pérdida de peso de las cumbres tiene su mejor reflejo en la creciente ausencia de mandatarios. Aunque los 22 países iberoamericanos han enviado delegación oficial a Cartagena de Indias, solo 12 han acudido representados por sus jefes de Estado o de Gobierno. Rajoy está en la lista de los líderes que han renunciado, aunque en su caso se debe a la necesidad de cumplir con los plazos para su investidura. Será la segunda ausencia de un presidente español tras la de 2011 de José Luis Rodríguez Zapatero en la localidad argentina de Mar de Plata.