Diario Sur

'Rodea el Congreso' abre el enésimo debate interno en Podemos

Errejón e Iglesias, en la investidura de Mariano Rajoy. :: E. Naranjo / efe
Errejón e Iglesias, en la investidura de Mariano Rajoy. :: E. Naranjo / efe
  • Errejón advierte de que una excesiva implicación en la protesta será usado por el PP y otras fuerzas para demonizar más a su partido

madrid. En un momento en el que el partido se encuentra más dividido que nunca, cualquier decisión interna en Podemos supone una nueva disputa entre el alma moderada que abandera Íñigo Errejón y la cada día más radicalizada que se mueve en torno a Pablo Iglesias.

El enésimo desencuentro ha llegado a causa de la concentración que la plataforma 'Rodea el Congreso' ha convocado hoy bajo el lema 'Ante el golpe de la mafia, democracia. No a la investidura ilegítima'. Tanto Iglesias como Errejón han saludado en público que la ciudadanía pueda ejercer el derecho fundamental de la manifestación. No obstante, hay un debate centrado en el grado de implicación que debe tener Podemos en la protesta. A diferencia de sus socios de IU, el partido morado ha evitado hasta el momento sumarse a la concentración de forma oficial. Quien sí lo ha hecho es la corriente Anticapitalistas, la más izquierdista del partido y sobre la que ahora se apoya Iglesias en su pulso con el sector 'errejonista'. Este respaldo explícito ha llevado al número dos de la formación a alertar de una posible utilización de sus adversarios, principalmente el PP, para demonizar más a Podemos a cuenta de la manifestación. Muy especialmente si se produce algún episodio violento.

«Para mucha gente, haya votado lo que haya votado, es una decepción que haya un gobierno que no es el resultado de las urnas. Entendemos esa decepción, pero decimos que ojo con que pueda haber quienes tengan interés objetivo en que, el mismo día que Rajoy compra el billete para irse a Bruselas a negociar más recortes, estemos hablando de vallas», advirtió ayer Errejón. «No queremos participar de una maniobra de distracción», añadió.

El secretario político no rechazó que miembros de Podemos puedan acercarse a la manifestación a título personal, pero sí valoró que más que «un debate de gestos» lo necesario es centrarse «en el contenido». La formación no ha aclarado si sus dirigentes participarán de algún modo en la protesta, aunque se da por sentado que varios de ellos harán acto de presencia siempre y cuando la acción discurra de forma pacífica. Errejón también quiso dejar claro que, pese a la posición de Anticapitalistas, Podemos no está detrás de la organización de 'Rodea el Congreso', algo de lo que les ha acusado la delegada del Gobierno en Madrid. «Puede decir misa, pero categóricamente no», dijo antes de destacar que «Podemos siempre va de cara».

En la calle o en el Congreso

La posición a adoptar frente a la concentración 'Rodea el Congreso' se incardina de lleno en la última pugna entre las dos máximas figuras de Podemos. Iglesias desdeña el trabajo institucional en el Congreso debido al poco margen de maniobra que, a su juicio, le da contar solo con 67 diputados en su grupo. Según ha manifestado el secretario general a lo largo de los últimos días, la tarea para Unidos Podemos en esta legislatura será recuperar el pulso de la calle que le llevó en enero de 2015 a llenar la madrileña Puerta del Sol con cientos de miles de simpatizantes. Frente a esta posición de regreso a las barricadas, Errejón aboga por aprovechar la debilidad parlamentaria del futuro Gobierno para revocar las leyes impulsadas por la mayoría absoluta del PP.