Diario Sur

El asesino de Pioz transmitió la matanza a un amigo en Brasil

  • La policía detiene en Paraíba al joven que a través de Whatsapp le asesoró sobre cómo descuartizar los cuerpos

Patrick Nogueira, el asesino múltiple de Pioz, transmitió en «tiempo real» la matanza a un amigo en Brasil, al que le envió a través de Whatsapp numerosas imágenes de los cuerpos de sus víctimas y al que consultó las formas de matar a sus familiares, despedazar y ocultar los cadáveres. Los nuevos y espeluznantes detalles del homicidio múltiple de Guadalajara fueron desvelados ayer por la Policía Civil brasileña, en una rueda de prensa en la que mostró (de espaldas) al cómplice. Este giro inesperado de la investigación sobre el cuádruple asesinato fue una auténtica sorpresa para la Guardia Civil, que esta misma semana había dado el caso por cerrado, descartando que Patrick Nogueira hubiera contado con ningún tipo de ayuda exterior en su matanza. Las autoridades españoles no fueron informadas cuando hace dos semanas, la Policía brasileña comenzó a seguir la pista de este joven.

Según confirmaron fuentes de la Guardia Civil, el arrestado en Brasil es un estudiante de 18 años, Marvin Henriques Correia, amigo desde hace años de Nogueira. Henriques, de acuerdo con los investigadores, habría recibido la tarde del 17 de agosto y la madrugada del 18 a través de Whatsapp imágenes del homicida. En algunas fotografías se veían los cuerpos de Marcos Nogueira, Janaína Américo y sus dos hijos de cuatro y un año. En otras, aparecía el propio asesino posando delante de los cadáveres. De forma paralela al envío de estas imágenes a través del sistema de mensajería, Nogueira y Henriques mantuvieron una «larga conversación» en la que ambos intercambiaron opiniones sobre cómo hacer desaparecer los cuerpos y sobre el problema para trasladar los restos en bolsa. De acuerdo con la información facilitada por la Policía Civil de Brasil, Henriques «orientó» a su amigo sobre cómo actuar en ese momento, sin llegar a ser consciente de lo que realmente había hecho Nogueira.

«Ni idea»

La Guardia Civil, admitieron fuentes de la investigación, no tenía «ni idea» hasta ahora de que el asesino de Pioz había retransmitido en directo la carnicería y que había pedido consejo al otro lado del Atlántico. Patrick Nogueira Gouveia en ningún momento de sus dos declaraciones (ni en la reconstrucción de los hechos que tuvo lugar el pasado miércoles) comentó sus mensajes a Henriques. Además, el asesino confeso no traía en su vuelta a España su teléfono móvil, por lo que la Guardia Civil nunca pudo acceder a sus aplicaciones de mensajería instantánea. Los investigadores brasileños llegaron hasta Henriques hace dos semanas, cuanto éste prestó su móvil a un tercer amigo. Éste comprobó que el estudiante tenía abierta una conversación de Whatsapp con Nogueira y, al inspeccionarla, descubrió las macabras fotos. Acto seguido, lo denunció a las autoridades. Durante dos semanas, los expertos de laPolicía brasileña han inspeccionado las fotografías hasta que el jueves por la noche llegaron a determinar su autenticidad. Fue entonces cuando los agentes arrestaron a Henriques en el distrito de Bessa, en João Pessoa, capital de Paraíba, ciudad en la que residía el asesino confeso antes de mudarse a España.

Henriques y Nogueira se vieron al menos dos veces en João Pessoa, cuando el homicida múltiple regresó a Brasil antes de entregarse en España. Ambos compartían afición por la lectura de libros especialmente macabros. La Oficina de Delitos contra la Persona exhibió ayer junto a Henriques uno de los ejemplares incautados al cómplice: 'La parte oculta de nosotros mismos', en el que la psiquiatra Elisabeth Roudinesco analiza los perfiles de personajes especialmente sádicos de la historia. El detenido, según la Policía brasileña, se ha declarado arrepentido de haber ayudado a su amigo y ha asegurado que no era consciente del crimen que había cometido Nogueira. Henriques, que en ningún caso será extraditado a España y que será juzgado en Brasil, permanecerá en prisión preventiva hasta que el próximo lunes comparezca ante un tribunal que decida su suerte.