Diario Sur

Los abogados del caso de sanfermines piden que la víctima de Pozoblanco vuelva a declarar

  • Los cuatro acusados están citados a declarar hoy por videoconferencia en el juzgado de instrucción de Pozoblanco

Las defensas de los cuatro imputados por la violación de una joven en Pozoblanco (Córdoba), en prisión provisional por un delito similar en los sanfermines, han pedido que se repita la declaración de la presunta víctima porque testificó la semana pasada sin estar presentes los abogados.

Así lo ha informado en declaraciones a los periodistas Luis Romero, abogado defensor de J. E. D., quien está siendo investigado por la supuesta violación de una joven de 21 años en Pozoblanco a la que, según la denuncia, drogaron y subieron a un coche.

Los cuatro acusados están citados a declarar hoy por videoconferencia en el juzgado de instrucción de Pozoblanco, encargado de la pieza separada de la instrucción del caso de violación grupal durante los sanfermines de Pamplona. A la entrada de los juzgados, Romero ha explicado que las defensas se acogen al principio procesal de contradicción para pedir de nuevo la declaración de la joven que denunció haber sido drogada y violada por su representado, J. E. D., y por J. A. M. P., A. M. G. E. y A. J. C. E.

También ha pedido la repetición de las diligencias sobre la declaración de tres testigos que contaron a la jueza de Pozoblanco su versión de los hechos la semana pasada sin estar presentes los abogados de las defensas. Los cuatro jóvenes, junto con otro amigo, se encuentran en prisión provisional bajo fianza en cárceles de Pamplona y Madrid por la acusación de violación grupal durante los sanfermines. El abogado defensor ha indicado también que para verificar que la chica de Pozoblanco fue drogada con una sustancia llamada burundanga están a la espera de unos informes toxicológicos.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), el titular del juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona que investiga la supuesta violación grupal en los sanfermines ve indicios de que cuatro de los cinco procesados por esos hechos abusaron sexualmente el pasado mayo de una joven de 21 años en una localidad de la provincia de Córdoba. Según la denuncia, los investigados grabaron los abusos con un móvil y compartieron uno de los dos vídeos en un chat.