Diario Sur

El hallazgo del móvil de Diana Quer en la ría apunta a los peores presagios

Diana Quer.
Diana Quer.
  • Una mariscadora encuentra el iPhone en la zona donde el dispositivo se apagó a las tres de la madrugada del día de la desaparición

«Son los peores presagios posibles. Era precisamente la pista que no queríamos». Pasadas las 14:00 horas de ayer, la noticia cayó como un jarro de agua fría entre los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que desde hace 68 días siguen la pista de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida en A Pobra do Caramiñal (Coruña) durante la madrugada del 22 de agosto. Una mariscadora había encontrado minutos antes en una orilla de la Ría de Arousa un deteriorado iPhone 6 de color blanco, exactamente el mismo modelo y color que tenía la chica madrileña.

      Fuentes de la investigación consultadas por este periódico confirmaron que el teléfono, efectivamente, es el de Quer, si bien precisaron que serán necesarios varios días para acceder a la información del dispositivo, que está en un estado «muy precario». El móvil apareció en una zona cercana al puerto de Taragoña (Rianxo), en Coruña, en un área que está entre el muelle de esta pequeña población y el puente de la autovía que va hacia Barganza, a solo quince quilómetro de A Pobra do Caramiñal.

      Esa zona, aunque lo negó públicamente la Delegación del Gobierno, casi desde el principio había sido el epicentro de las investigaciones de la Guardia Civil, especialmente a partir de principios de este mes de octubre, cuando los investigadores constataron que el móvil de la chica se apagó sobre las tres de la mañana bajo la cobertura de la antena de telefonía de Taragoña, una localidad, también ribereña de la Ría de Arousa, de muy fácil y rápido acceso de donde la zona en que se vio Quer la última vez con vida en las fiestas de su pueblo de veraneo.

      Desde hace un mes, la principal línea de investigación era precisamente que Diana Quer, a bordo del famoso Audi negro, había, al menos, pasado por Taragoña, aunque esta localidad no era su destino. La carretera que une esta localidad con A Pobra do Caramiñal, la AG-11, desemboca unos kilómetros más allá en la AP-9, que puede conducir en menos de una hora a Santiago de Compostela o en 70 minutos a la frontera portuguesa.

      Hasta ahora, los agentes apuntaban la posibilidad de que el móvil se hubiera apagado en Taragoña al quedarse sin batería, pero el hallazgo del aparato en la ría «disipa todas las dudas» y apunta, «cada vez más» a un «secuestro» y no a una «fuga».

      El hallazgo del móvil -explicaron mandos de la UCO- va a dar un vuelco a la investigación. Se trata de la primera «pista real y fehaciente» sobre Diana Quer desde su desaparición. Los responsables de la Guardia Civil ya adelantan que es muy probable que sean movilizados efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) para buscar más pistas en la ría sobre el paradero de la chica desaparecida. Los funcionarios se 'agarran' a la pista del móvil tras haber llegado a una vía muerta en todas sus líneas de investigación, incluida la activación remota del móvil que ayer apareció.