Diario Sur

La Audiencia Nacional se queda con la agresión de Alsasua por considerarla terrorismo

madrid. La Audiencia Nacional se declara competente para investigar la agresión del pasado 15 de octubre a dos guardias civiles y sus novias en la localidad navarra de Alsasua, paso previo a reclamar la inhibición del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, que hasta ahora instruye la paliza a los funcionarios y sus parejas. La jueza Carmen Lamela, en un auto conocido ayer, hace suyas las tesis de la Fiscalía y de la asociación de víctimas Covite (la denunciante) y zanja que la «brutal agresión»no fue una simple trifulca, sino que pudo haber sido un delito terrorista, en tanto en cuanto se enmarca «dentro de la campaña de acoso que los agentes de la Guardia Civil, y en general las fuerzas de seguridad del Estado, sufren en la comunidad Foral de Navarra y, más en concreto, en la localidad de Alsasua». Ayer otros seis presuntos agresores identificados en los informes de la Guardia Civil se presentaron voluntariamente en el juzgado de Benito para declarar.