Diario Sur

Podemos amaga con romper pactos con el PSOE

  • Las formación de Iglesias pone en su punto de mira los gobiernos de Baleares, Aragón y la Comunidad Valenciana

madrid. Podemos retomó ayer su ofensiva contra el PSOE en las comunidades autónomas, un día después de que el Comité Federal aprobara abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. El partido morado volvió a amenazar con romper los acuerdos de investidura o de gobierno que firmaron tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015 para permitir gobiernos socialistas en varios territorios.

De las cinco regiones en las que el PSOE se hizo con el Ejecutivo gracias a Podemos, el partido de Pablo Iglesias ya se desvinculó por completo de los socialistas en Extremadura, poco después de permitir la investidura de Guillermo Fernández Vara y, hace semanas, rompió con el jefe del Ejecutivo en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Ahora ha vuelto a lanzar avisos en los otros tres territorios en los que todavía siguen vigentes diferentes tipos de acuerdos: Baleares, Aragón y Valencia.

Así, la dirección del partido morado en Baleares, la más rotunda en sus amenazas, advirtió a los socialistas de que el acuerdo de gobierno que permitió la investidura de Francina Armengol «quedará herido de muerte» si los diputados baleares se abstienen en el Congreso a favor de Rajoy.

En Aragón, Podemos ya llevaba semanas anunciando que esa decisión de abstenerse tendría consecuencias para el acuerdo de investidura del presidente autonómico, Javier Lambán, al que el líder de la formación morada en Aragón, Pablo Echenique, acusa de haber hecho campaña por la abstención. Ayer, Echenique avisó de que habrá consecuencias, sobre todo porque su propia militancia tiene que votar sobre la viabilidad del acuerdo con los socialistas.

Y en la Comunidad Valenciana, Podemos recordó al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ahora van a ser «más exigentes» y que, por ello, reclamarán garantías porque ya no confían en «sus buenas intenciones».