Diario Sur

Convergència se convierte en el Partit Demòcrata Europeu Català

  • El partido de Artur Mas busca resaltar su vinculación con el continente en su nueva nomenclatura

BARCELONA. Nunca antes un cambio de nombre fue tan traumático y provocó tantos quebraderos de cabeza a un partido político. La antigua Convergència pasará a llamarse de manera definitiva Partit Demòcrata Europeu Català (PDECAT). Esta es la denominación que la militancia avaló este sábado, después de meses de incertidumbre, bloqueos del Ministerio del Interior y dudas, pues nadie sabía ya como referirse a la formación que sustituye a Convergència.

Con un 85% de los votos, las bases nacionalistas ratificaron la última propuesta de la dirección. PDECAT es la alternativa al PDC, la marca que eligió la militancia en el cónclave convergente de julio, pero que el Ministerio del Interior rechazó porque podía llevar a confusión con otras formaciones que se llaman de manera similar. Por ello, el partido que lidera Artur Mas y que es heredero de la Convergència de Jordi Pujol se vio obligado a buscar un nuevo nombre, que fuera del agrado de los asociados y además pudiera pasar el corte del registro oficial de partidos políticos.

Es más o menos lo mismo, pero le han añadido la E de Europeu. «El nombre indica la voluntad de formar parte del proyecto europeo con una Cataluña independiente como un Estado normal y corriente», dijo la número dos de la formación, Marta Pascal. El PDECAT nace con 11.000 militantes, casi un tercio menos que los que tenía Convergència. La dirección nacionalista busca un revulsivo y nace con «vocación mayoritaria», consciente de que ya no es el partido mayoritario que fue y en estos momentos está por detrás de Esquerra y el partido que pronto creará Ada Colau.