Diario Sur

El teléfono incrimina al supuesto pederasta

La Policía Nacional aseguró ayer en el juicio que el posicionamiento del teléfono móvil del presunto pederasta de Ciudad Lineal le situó siempre en los lugares donde secuestró a las niñas y también donde las abandonó, así como en el piso donde agredió a la segunda víctima. En el caso de las dos últimas niñas el teléfono estuvo desconectado mientras se producían los abusos.