Diario Sur

Los diputados de Podemos y C's renuncian a que el Congreso pague su ADSL de casa

Los diputados de Podemos y C's renuncian a que el Congreso pague su ADSL de casa
  • Ofrece a cada uno de los diputados electos un 'kit tecnológico' que también consta de un teléfono móvil de última generación, un iPad, el ordenador del escaño y otro para el despacho

El Congreso ya sólo paga la conexión a Internet (ADSL) en sus domicilios a una quinta parte de los diputados, cuando hace un año se lo costeaba a la mitad de la Cámara, y el cambio se debe fundamentalmente a que los parlamentarios de Unidos Podemos y de Ciudadanos han renunciado en bloque a que se les preste este servicio.

Al inicio de cada legislatura, el Congreso ofrece a cada uno de los diputados electos un 'kit tecnológico' que consta de un teléfono móvil de última generación, un iPad, el ordenador del escaño, el del despacho y una línea ADSL en su vivienda en modalidad de pago compartido, esto es, la Cámara únicamente es titular del servicio ADSL.

Según los datos del Congreso a 18 de octubre de 2016, a los que ha tenido acceso Europa Press, sólo 70 diputados han solicitado el abono de Internet en sus casas, lo que supone el 20% del hemiciclo, mientras que 289 han renunciado. No obstante, la Cámara recalca que se trata de cifras que pueden oscilar porque las altas y bajas del servicio varían a lo largo de la legislatura.

Suman un centenar

Entre los que han renunciado se encuentran los 67 diputados de Unidos Podemos-En Comú-En Marea y los 32 de Ciudadanos. Por su parte, en el PP han declinado la conexión a Internet 95 de sus 134 parlamentarios (70%), mientras que en el PSOE lo han hecho 60 de sus 84 diputados (71%).

En Esquerra Republicana (ERC), dos de los nueve miembros del grupo han aceptado que la Cámara Baja se haga cargo del pago de Internet en su casa, lo que supone el 22%, un porcentaje que sube al 40% en el caso del PNV (dos de los cinco diputados lo mantienen).

En el Grupo Mixto, que cuenta con 16 diputados de siete partidos (Convergencia, Compromís, Bildu, UPN, CC, Foro y NC), sólo tres de sus miembros han dicho 'no' a la oferta del Congreso, si bien no se especifica la formación a la que pertenecen.

En general, las cifras de la presente legislatura son muy similares a las registradas en la derivada de las elecciones de diciembre, que apenas duró cinco meses. Entonces fueron 61 los diputados que aceptaron que el Congreso abonara el ADSL y 289 los que renunciaron.

En esa breve legislatura de primavera, los 65 diputados de Podemos y los 40 de Ciudadanos, que se estrenaban en el Palacio de Carrera de San Jerónimo, decidieron rechazar en bloque este servicio. Sin embargo, no fueron los únicos, puesto que los ocho diputados de la antigua Convergència (CDC), que entonces tenía grupo parlamentario, también hicieron lo propio.

En el resto de grupos los diputados que rechazaron el pago de la conexión a Internet es parecido a los números actuales teniendo en cuenta la variación de escaños que ha habido tras las elecciones del 20 de diciembre y del 26 de junio.

Mitad y mitad en la X legislatura

Eso sí, las cifras de la actual y la anterior legislaturas distan bastante las que se registraron entre 2011 y 2015, cuando sólo la mitad de sus señorías, 173 diputados, se negaba a que la Cámara les costeara la línea ADSL de su domicilio. Entre ellos, los 11 representantes de la extinta Izquierda Plural (IU-ICV-CHA).

El resto de fuerzas parlamentarias tenía a sus diputados divididos entre los que aceptaron la línea ADSL y los que no, salvo Unión Progreso y Democracia (UPYD), que de sus cinco diputados sólo uno tenía instalada la línea de ADSL en su domicilio.

Según explica el Congreso, no todas las altas del servicio de ADSL que los diputados solicitan al inicio de la legislatura finalmente pueden ser activadas, ya que algunas de ellas no cumplen con los requisitos relativos al operador y a la modalidad de contrato en el que se encuentre la línea fija de sus domicilios.