Diario Sur

El calendario del Rey permite investir al presidente el sábado 29

  • La Zarzuela comprime las audiencias en un día y medio para que Pastor convoque el debate el miércoles

La Zarzuela quiere investidura cuanto antes. Las fechas que pondrán fin al interregno que se abrió el 20 de diciembre se confirmarán el próximo martes cuando el Rey cierre con Mariano Rajoy su quinta ronda de contactos y, casi con toda seguridad, le proponga como candidato a la investidura. La cadencia de esas consultas ya es conocida y los representantes de los partidos desfilarán por el despacho de don Felipe de menor a mayor. Acudirán todos excepto los de Bildu y Esquerra, que en las cuatro citas anteriores se descolgaron de las audiencias, y lo harán en día y medio dada la premura de los tiempos: desde las nueve y media de la mañana del lunes a las tres y media de la tarde del martes.

El Rey recibirá primero a los líderes de Nueva Canarias, Foro Asturias, Coalición Canaria, UPN, Equo, Izquierda Unida, PNV, En Marea y la antigua Convergència. El martes será el turno de Compromís, En Comú Podem, Ciudadanos, Podemos, PSOE y PP. La novedad, en este caso, es que, se incorpora Equo y que será Javier Fernández y no Pedro Sánchez el que acuda en representación de los socialistas.

Con este calendario tan comprimido, el Rey ha querido dar tiempo suficiente a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, para convocar el pleno de investidura con holgura. Incluso a hacerlo el miércoles por la tarde si así lo considera necesario. De aplicarse el sentido común y fijar el debate para el 26 de octubre, Mariano Rajoy pronunciaría su discurso ese mismo día. Si en esta ocasión se opta por el mismo formato que en las dos últimas legislaturas, el jueves sería el turno del resto de partidos y se realizaría la primera votación. En ella, el líder del PP necesitaría la mayoría absoluta para ser investido y no la obtendría porque el PSOE votará en contra como el resto de la oposición. La segunda tendría lugar el sábado 29 y ahí los socialistas se abstendrían. Rajoy tendría por tanto más votos a favor, 170, que en contra. 95. De esa forma, al día siguiente, domingo, juraría el cargo ante el Rey y podría anunciar la composición de su nuevo Gobierno.

Una segunda posibilidad, no descartable, es que el pleno se convoque directamente para el jueves. La primera votación sería entonces el viernes y la segunda y definitiva el domingo, apurando el plazo. Esta opción permitiría que Felipe VI estuviera ya de vuelta tras haber asistido en Colombia a la Cumbre Iberoamericana. Sea como fuere, la llave de los tiempos pasa el próximo martes a manos de Ana Pastor, que aún medita sobre cuáles son los mejores días para la investidura.