Diario Sur

Armengol afea a Fernández que no haya reunido a los barones

La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol.
La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol. / Efe
  • "España sin un PSOE fuerte será peor, y regalar el Gobierno al PP y la oposición a Podemos será peor", avisa la presidenta del Gobierno balear

  • El expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, partidario de la abstención, reconoce que "no se ha hecho pedagogía suficiente"

La presidenta del Gobierno balear y secretaria general del PSOE en las islas, Francina Armengol, ha lamentado este viernes que el presidente de la gestora del partido, Javier Fernández, no haya reunido a los 'barones', ni en Consejo Territorial ni uno por uno, ni tampoco haya consultado a la militancia lo que considera un "viraje histórico": la posibilidad de abstenerse para que gobierne Mariano Rajoy.

En declaraciones a la Cadena Ser, ha admitido que no ha hablado con Fernández desde su conversación el pasado 12 de octubre en el Palacio Real, y eso que le pidió "una reunión formal en Ferraz".

Además, ha denunciado que la gestora "ha impedido votar" a los militantes, cuando a su juicio era perfectamente posible, convencida de que tienen derecho a decidir sobre algo tan importante. De hecho, ha avisado de que en las asambleas locales a las que ella ha asistido ha podido ver que están "en un momento de alta decepción".

Armengol no ha querido pronunciarse sobre si deberían aplicarse medidas al PSC en caso de que se salte la disciplina de voto, porque cre que no es momento de hablar de procedimiento sino del fondo de la cuestión. De hecho, ha lamentado que el Comité Federal del próximo domingo sea la primera vez que se vaya a poder debatir sobre la posibilidad de la abstención.

Argumentos de los que cambiaron de opinión

Según ha dicho, tiene muchas ganas de escuchar los argumentos de quienes han cambiado de posición y ahora quieren la abstención. En ese sentido, ha recordado que en otra reunión el mismo Comité adoptó unánimemente la decisión de votar no a Rajoy.

La presidenta balear ha adelantado que defenderá mantener el no por la trayectoria histórica del PSOE, por "coherencia política e ideolíógica", porque las políticas del PP han sido "muy dolorosas para los ciudadanos" y porque considersa imprescindible mantener la palabra dada a los ciudadanos en la campaña electoral.

Votantes castigarán al PSOE

En este punto, ha avisado de que, si en 2011 los votantes castigaron al PSOE por considerar que desde 2010 sus políticas se habían acercado a la derecha, eso puede ser mucho peor si el PSOE no hace frente a Mariano Rajoy. Es más, ha subrayado que "España sin un PSOE fuerte será peor, y regalar el Gobierno al PP y la oposición a Podemos será peor".

Armengol ha recordado que ella siempre ha sido partidaria de intentar un gobierno alternativo, convencida de que "los números dan", también por coherencia personal, ya que ella gobierna en Baleares sin ser la lista más votada con apoyo de Podemos y los nacionalistas y eso está permitiendo hacer "políticas diferentes en favor de los ciudadanos".

En cuanto al riesgo de que haya terceras elecciones si el PSOE facilita el Gobierno a Mariano Rajoy, ha admitido que no es "el mejor escenario" para el PSOE, pero considera que "la democracia nunca es un problema" y que el hecho de que los ciudadanos voten "nunca es un problema sino algo favorable para discernir una situación complicada".

Barreda: «No se ha hecho pedagogía suficiente»

El expresidente socialista de Castilla-La Mancha José María Barreda, partidario de la abstención del PSOE ante Mariano Rajoy, ha reconocido hoy que "no se ha hecho pedagogía suficiente" sobre qué significa facilitar el gobierno al PP y que ello ha contribuido a la "división profunda" en el partido.

Barreda ha subrayado que la abstención no significa "entregar el gobierno a Rajoy", sino evitar que tenga una mayoría casi absoluta en unas terceras elecciones, "lo que sería nefasto".

"No se ha hecho pedagogía suficiente acerca de qué nos estamos jugando y qué significa en realidad la abstención. No se trata de una decisión ideológica o histórica, como lo fue abandonar el marxismo, sino decidir si vamos a dar paso a un gobierno minoritario que tal vez dure uno o dos años", ha explicado Barreda en declaraciones en la Cadena SER.

El diputado socialista, que desde hace días viene defendiendo la abstención, ha reprochado de forma implícita a la presidenta andaluza, Susana Díaz, al valenciano Ximo Puig o al castellanomanchego Emiliano García-Page que no hayan defendido expresamente esta vía cuando se da por hecho que la apoyarán.