Diario Sur

Margallo: «Sin presupuestos habrá nuevas elecciones»

  • El ministro de Exteriores en funciones asume que con sólo 137 diputados «habrá que torear cada día» para sacar adelante las iniciativas del Gobierno

José Manuel García-Margallo, uno de los ministros más próximos a Mariano Rajoy, advirtió ayer de que una simple abstención del PSOE en la investidura no es suficiente para gobernar España. El titular de Exteriores se sumó así a las voces del PP que exigen un pacto con otras fuerzas más allá del que permita al presidente en funciones retener la Moncloa.

Para Margallo, de formarse finalmente un nuevo Gobierno la principal prioridad será aprobar los presupuestos del año que viene. Y si esto no es posible, avisó, Rajoy no tendrá más opción que convocar unas nuevas elecciones. «Si no hay presupuestos, la única solución sería la disolución de las Cortes el 3 de mayo», avanzó.

Para que un hipotético Gobierno del PP logre aprobar las cuentas en el Congreso solo caben dos opciones: que las respalden, además de Ciudadanos, PSOE o PNV. Inmersos aún en la lucha interna para abstenerse o no en la investidura, ningún socialista ha mostrado la más mínima intención de facilitar la acción de un futuro Gobierno del PP. Es más, hasta aquellos dirigentes que han defendido en público permitir como mal menor que Rajoy permanezca en la Moncloa han augurado una oposición frontal al Ejecutivo. Por su parte, los nacionalistas vascos se han mantenido firmes en su 'no' a Rajoy, aunque a priori se presentan como unos interlocutores con los que resultaría más sencillo negociar que los socialistas.

Pero aunque el PP logre salvar la primera bola de partido de los presupuestos, Margallo ha reconocido que la legislatura será muy complicada para el Gobierno. Según afirmó ayer durante un almuerzo en el Club Siglo XXI, habrá que «torear solo con 137 diputados y negociar cada jornada en un clima muy complicado».

El ministro en funciones, que participó activamente en la Transición como diputado de UCD, ha mantenido a lo largo de los cinco años de Ejecutivo popular un diálogo fluido con la oposición, con la que, pese a la mayoría absoluta del PP, ha querido pactar las grandes decisiones adoptadas en política exterior. Este perfil negociador, unido a su estrecha amistad con Rajoy, lo colocan en las quinielas como uno de los ministros con más posibilidades de repetir en el hipotético Consejo de Ministros popular.