Diario Sur

Podemos acusa al PSOE de no tener «las manos limpias» si apoya al candidato del PP

Para Pablo Iglesias y los suyos la confesión de Francisco Correa, el supuesto cabecilla de la trama 'Gürtel', de que pasaba más tiempo en la sede del PP de la calle Génova que en su despacho es un motivo más para que los socialistas no faciliten una investidura de Mariano Rajoy. «Correa lleva a juicio lo que se decía en las calles y ¿quiere también el PSOE ser huésped del delito?», se preguntó ayer el líder de Podemos.

La formación morada insiste en que el PP no puede continuar en la Moncloa y pide a la dirección provisional de los socialistas y a los barones que abogan por la abstención que no cedan al chantaje y a las presiones. «Ojalá esto sea un incentivo para que no apoye al Partido Popular», apuntó, por su parte, Carolina Bescansa.

El secretario político fue más allá y dejó ver que, probablemente, Ferraz bebiera del mismo cántaro que Génova. «Un partido que pretende apoyar una investidura del PP probablemente no tenga las manos limpias», dijo Íñigo Errejón en el Congreso. El número dos de Podemos señaló que la «honestidad» de Correa le recuerda a las «tácticas semimafiosas» que se producen en algunas series televisivas, y confió en que los jueces «puedan trabajar» y en que los populares finalmente «rindan cuentas» sobre la red 'Gürtel'.