Diario Sur

Dos hombres intentan quemar viva a una indigente en Zaragoza

  • La rápida intervención de varios vecinos, que ayudaron a la mujer a salir de las ropas incendiadas, hizo que ésta resultara ilesa

La Guardia Civil busca a dos hombres que en la medianoche del sábado intentaron quemar viva a una mujer indigente que dormía bajo unas mantas en las proximidades de la Fuente de los Veinte Caños, en Daroca (Zaragoza).

Desde el instituto armado explican que a las 00:05 horas de ayer sábado se recibió una llamada en el puesto de la Guardia Civil de Cariñena en la que se alertaba de que unos individuos estaban tirando piedras a una mujer, al parecer indigente, que pasaba la noche en la calle.

Cuando los agentes llegaron desde Cariñena a Daroca comprobaron que los dos individuos habían prendido fuego a las ropas y mantas con las que la mujer se tapaba, aunque los bomberos ya estaban trabajando para sofocar el fuego. La rápida intervención de varios vecinos, que ayudaron a la mujer a salir de las ropas, hizo que ésta resultara ilesa.

Se trata de una mujer de 39 años, identificada como M.A.C.P. y de nacionalidad española, pero de la que no hay más datos puesto que el carné de identidad se quemó entre el resto de sus pertenencias.

Los agresores tenían acento de la Europa del Este

La mujer sí que pudo aportar la descripción física de los dos hombres que la habían apedreado e intentado quemar. Se trata de dos individuos de entre 1,7 y 1,8 metros de altura, vestidos con vaqueros y uno de ellos con camiseta de tirantes y con acento de algún país de la Europa del Este.

El alcalde de la localidad, Miguel García, ha explicado que el ayuntamiento y la comarca han colaborado para encontrar a la mujer una vivienda en la que pernoctar hasta que pueda abandonar el municipio, donde debe permanecer hasta que concluyan los trámites de la denuncia y se le reponga la documentación perdida en el incendio. Ha agradecido la colaboración de los vecinos, que con cubos de agua ayudaron a apagar el fuego, y de las trabajadoras de la residencia de ancianos ubicada en el antiguo Convento de San Marcos, que también ayudaron a la mujer.