Diario Sur

Rajoy promete trabajarse la gobernabilidad «día a día»

vídeo

Mariano Rajoy, junto a Luisa Fernanda Rudi. / Foto: Javier Cebollada (Efe) | Vídeo: Atlas

  • El líder del PP tiende la mano a todas "las fuerzas constitucionalistas" y reitera que no pondrá ninguna condición para lograr su investidura

  • "Yo voy a hacer política de luces largas, mirando al futuro, y estoy esperanzado de que los demás también lo hagan", proclama

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha insistido en que el PP no va a poner ninguna condición al PSOE para lograr su investidura y, de producirse ésta, ha dicho que se trabajará la estabilidad de su Ejecutivo "día a día" con "humildad y con paciencia". "Haré cuanto esté en mi mano para ganarme la gobernabilidad", ha prometido.

Así se ha expresado el líder del PP en un acto con los militantes de su partido en Zaragoza en el que ha tendido la mano "al resto de las fuerzas constitucionalistas para llegar a grandes consensos" ya que, ha dicho, eso es "lo que los españoles nos demandan".

Rajoy ha reivindicado al PP como un partido "moderado, "unido" y "solvente" cuyos militantes saben estar "a las duras y a las maduras". "Esto no es una pandilla, que es lo que parece que se ha puesto de moda en los últimos tiempos", ha defendido el líder de los 'populares', quien ha recordado que España atraviesa "momentos difíciles" pero que si se hacen las cosas bien se puede "mirar al futuro con confianza".

Rajoy ha subrayado que la primera lección de las citas electorales que España ha vivido en los últimos tiempos es que "respetar la voluntad de los que votan es lo más democrático" y que dejar que gobierne el más votado "suele ser lo mejor para los ciudadanos". Ha añadido que "dejar la gobernabilidad en manos del extremismo nunca trae nada bueno". "Cuando uno deja la gobernabilidad en manos de radicales lo único que vemos son extravagancias", ha continuado, subrayando que "la aportación del radicalismo y de los aficionados a la política es siempre la misma: inestabilidad, retroceso en todos los órdenes y paralización del funcionamiento de la economía y de las instituciones". Por ello, ha pedido que se recupere el "sentido común". "El PP va a trabajar para que esto no se vuelva a producir en el futuro", ha enfatizado.

"Política de luces largas"

Ha resaltado que el PP "no quiere unas terceras elecciones" que "serían una locura y un disparate" del que nadie saldría beneficiado. Ha señalado que desde el 20-D el PP se puso a trabajar para "evitar a toda costa" otros comicios y que hicieron lo mismo tras el 26-J. "Lo único por lo que no se nos puede criticar es por haber mantenido desde el primer día la misma posición", ha remachado.

Rajoy ha resaltado que aún se está a tiempo de que "el bloqueo político no dañe seriamente la recuperación económica", y ha subrayado que las perspectivas económicas "siguen siendo razonables" si bien aún hay "mucho por hacer". "Yo voy a hacer política de luces largas, mirando al futuro, y estoy esperanzado de que los demás también lo hagan", ha finalizado.