Diario Sur

Podemos se reivindica ya como primera fuerza de la oposición

  • Iglesias reconoce diferencias estratégicas en el partido a un día de medir fuerzas con Errejón en el Consejo Ciudadano

En Podemos ya dan por hecho que el PSOE acabará absteniéndose para permitir gobernar a Mariano Rajoy. Por eso, han empezado a asumir el papel que a su entender les corresponde: liderar la oposición. «El desafío es asumir el espacio que nos han entregado, ser la oposición desde el orgullo porque estamos preparados», defendió ayer Pablo Iglesias.

En un encuentro con los círculos en Madrid, el secretario general de Podemos negó cualquier capacidad de oposición al PSOE y a Ciudadanos porque «después de entregar el Ejecutivo a los corruptos», aseguró, «quién se va a creer que pueden ser oposición».

Iglesias culpó directamente al PSOE del bloqueo político en España, que dura ya nueve meses. «No tomaba una decisión y ya la ha tomado». Sólo queda definir, apuntó, «cómo darán el Gobierno al PP». «Tendrán que determinar matices, si un poquito de abstención o mucha», ironizó Iglesias. También negó un acuerdo táctico con su ex secretario general, Pedro Sánchez. «Algunos están intoxicando con que teníamos cerrado un pacto. Ojalá lo hubiéramos cerrado, pero jamás buscaron un acuerdo con nosotros. El debate en ese partido siempre fue cómo acabar con nosotros», incidió el líder de la formación morada. Sobre la cuestionada alianza con Izquierda Unida, Iglesias rompió una lanza a favor de Alberto Garzón y los suyos. «Estoy orgulloso de aquel acuerdo», dijo.

Durante su intervención, el secretario general de Podemos pidió que la formación devuelva el protagonismo a los militantes y que «nos respetemos todos a nosotros mismos» y «no permitamos que nos banalicen el debate», en un mensaje de advertencia al sector errejonista. «Claro que hay diferencias estratégicas en Podemos», reconoció Iglesias, pero, agregó, «todas las ideas tienen espacio en esta organización».

Ante la militancia, el líder morado defendió la idea de que su partido debe dedicarse a «cavar trincheras», «decir verdades incómodas» y convertirse en un partido de «activistas» arremangados, más preocupados de estar en la calle construyendo «contrapoder» que de trabajar en las instituciones.

Esa es la hoja de ruta que el secretario general de Podemos propone para su partido, justo en la víspera del Consejo Ciudadano Estatal que hoy debatirá sobre el futuro del la formación. Una cita a la que asistirá también el portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech. El acto comenzó con un vídeo-homenaje al líder de Podemos en el que apareció su madre hablando sobre los inicios de su hijo como dirigente político. «Me explicó el proyecto, estaba callada y petrificada. Yo aguanto si tú aguantas», señaló Luisa Turrión en el vídeo, tras el cual Iglesias reconoció quedarse «un poco tocado» y emocionado.