Diario Sur

Granados seguirá en la cárcel porque «todavía oculta una gran cantidad de dinero»

madrid. El cabecilla de la trama 'Púnica', Francisco Granados, seguirá en la cárcel dos años más, hasta el máximo legal de cuatro años, porque existe un alto riesgo de fuga. Eloy Velasco acordó ayer denegar la libertad al expolítico del PP, encarcelado desde el 31 de octubre de 2014, porque sigue teniendo a su disposición «de una manera oculta una gran cantidad todavía elevada de dinero, que esta investigación todavía no ha sido capaz de decomisarle y que, en caso de ser puesto en libertad, le permitiría fácilmente sustraerse a la acción de la justicia».

El juez de la Audiencia Nacional, en su auto, incluye todos los indicios recabados en la investigación contra el que fuera alcalde de Valdemoro y secretario general del PP en Madrid, actualmente preso en la prisión madrileña de Estremera. Y recuerda que, además, Granados está obstaculizando todo lo que puede la investigación. Unas maniobras para embrollar las indagaciones que, en el caso de ser excarcelado, podría redoblar al contar con apoyos incondicionales. «Esta investigación, como pocas, está evidenciando un sentido de no colaboración y de apoyo ideologizado por parte de determinadas personas que ha llevado a la destrucción de pruebas», apunta el instructor, que vaticina que esta actitud de boicotear la investigación podría «todavía aumentar» en «caso de ser presencial y más directa la presión del investigado», una vez en libertad.

Velasco, que se felicita por haber mantenido en secreto la investigación para evitar estas obstrucciones, se ve en la obligación de recordar que el entorno de Granados ha destruido documentos del Ayuntamiento de Valdemoro, ha pasado por la trituradora documentos y que, incluso contó con el «chivatazo» de un Guardia Civil para blindarse a las pesquisas de la Audiencia Nacional.

La Fiscalía y las acusaciones habían pedido que se prorrogase la prisión, tal y como hizo el juez, mientras que la defensa del imputado reclamó su libertad por motivos humanitarios y apelando a que no existe riesgo de fuga, ya que su familia (mujer e hijos) viven en España.

El abogado de Granados, Carlos García de Ceca, pidió que su cliente declare de nuevo ante Velasco, ya que «quiere concretar algunas cosas».