Diario Sur

Puigdemont: «Pondré las urnas, las decisiones se toman votando»

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. / Efe
  • El presidente de la Generalitat anuncia la convocatoria de 7.000 plazas de nuevos funcionarios

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha reafirmado esta mañana en su intención de convocar un referéndum de autodeterminación, previsto para septiembre de 2017, aunque la CUP pide que se adelante al mes de julio. “Pondremos las urnas”, ha asegurado en su discurso del debate de política general, que llega una semana después de que la CUP diera su apoyo al jefe del Ejecutivo catalán en la moción de confianza. Según Puigdemont, Cataluña se encuentra en un momento “trascendental” de su historia y las “decisiones” las tomarán los catalanes con su voto. Para Puigdemont, solo un estado propio catalán puede garantizar las políticas sociales en Cataluña y la mejora de las infraestructuras .

Puigdemont, en cualquier caso, ha pasado de puntillas sobre sus planes secesionistas, a diferencia de la semana pasada en el debate de la cuestión de confianza, y ha centrado su discurso en hacer un repaso, en un tono muy triunfalista, sobre la gestión del día a día. El presidente de la Generalitat ha tendido la mano a los grupos de la oposición para que hagan "compatibles los legítimos intereses partidistas con el interés general” y que en lo que estén de acuerdo "no pongan más dificultades de la cuenta" a la hora de negociar y aprobar las propuestas de resolución. "Buscamos el entendimiento y no la confrontación", ha dicho. Puigdemont ha anunciado la convocatoria de 7.000 plazas de nuevos funcionarios, desde médicos, enfermeros, policías, bomberos y profesores, de cara a los presupuestos de 2017. Es la primera gran convocatoria de empleo público desde el inicio de la crisis. Una oferta, con la que se acerca a los postulados de la CUP, que es quien tiene que aprobar los presupuestos de la Generalitat. Porque si no lo hace, el presidente catalán ya ha advertido que convocará elecciones anticipadas, aunque esta mañana no lo ha dicho.

En la hora y tres cuartos que ha durado el discurso, el presidente de la Generalitat ha cargado contra la “deslealtad” que a su juicio practica el Gobierno central, ha negado que el proceso soberanista provoque la fuga de empresas y ha sacado pecho en materia educativa. “Nuestro proyecto plurilíngüe es también un modelo de éxito. Nuestros estudiantes tienen mejores notas de castellano que el resto de España”, ha asegurado. Y ha destacado que Cataluña tiene la esperanza de vida más alta del mundo, ha señalado que desde el año pasado el paro se ha reducido en un 12% en Cataluña, casi tres puntos más que en el conjunto de España. “En turismo también estamos muy bien. Recibimos 1 de cada 4 visitantes de España”, ha afirmado. Cataluña es un caso de éxito, ha sostenido, pero con el estado propio podría ser un caso de “excelencia”, ha rematado.