Diario Sur

La Audiencia rechaza encarcelar ya al principal condenado del Madrid Arena

El empresario Miguel Ángel Flores, organizador de la fiesta de Halloween del 1 de noviembre de 2012 en el Madrid Arena en la que fallecieron cinco chicas, no ingresará, por el momento, en la cárcel para cumplir los cuatro años de prisión que le ha impuesto la Audiencia Provincial de Madrid por cinco delitos de homicidio imprudente grave, entre otros. La Sección Séptima rechazó ayer la pretensión de la Fiscalía y de las acusaciones particulares de que Flores entrara ya en la cárcel, sin esperar a que el fallo sea firme en el Tribunal Supremo.

Los magistrados se negaron a «modificar la actual situación» de medidas cautelares del principal condenado del 'caso Madrid Arena' al entender que no se ha agravado el riesgo de fuga después de la sentencia.

La sala recuerda que una condena de cuatro años es considerada como una «pena menos grave» y que el condenado no ha mostrado interés en «sustraerse a la acción de la justicia». Es más, entiende el tribunal su «arraigo» y su «conducta procesal» siempre han mostrado lo contrario