Diario Sur

Interior autoriza que Convergència pase a llamarse Partit Demòcrata Europeu Catalá

Ha costado más de la cuenta y más de un disgusto, pero el vía crucis nominal por el que ha pasado la antigua Convergència ha llegado a su fin. Después de que el Ministerio del Interior negara al partido de Artur Mas inscribirse como Partit Demòcrata Català, porque podía incurrir en confusiones con formaciones que se denominan de manera parecida, como es el caso de sus socios de Demócrates de Catalunya (escisión de Unió), la administración central ha aceptado la última propuesta formulada por la antigua CDC, que pasará a llamarse Partit Demòcrata Europeu Català (PDEcat).

«Se ha hecho justicia y se ha demostrado que el Ministerio del Interior se ha comportado de forma más política que administrativa», según la formación nacionalista.

Ahora serán los militantes del partido quienes deberán validar el nuevo nombre. Han pasado tres meses ya desde el cónclave convergente, en el que las bases enterraron las siglas de CDC (creadas por Jordi Pujol en 1974) y tumbaron -en un motín inédito en la historia del nacionalismo catalán- las dos propuestas que puso sobre la mesa la dirección del partido de Mas para refundar el partido: Catalans Convergents y Més Catalunya.