Diario Sur

Dos detenidos por pornografía infantil en Tarragona y Palma de Mallorca

Un agente de la Policía Nacional.
Un agente de la Policía Nacional. / Archivo
  • Ambas detenciones son fruto de la investigación de una denuncia interpuesta por una menor de 17 años por supuesta extorsión

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de La Bisbal del Penedès (Tarragona) como presunto autor de delitos de abusos sexuales y pornografía de menores, al que se suma otro detenido en Palma de Mallorca por parte de la Policía Nacional por los mismos delitos.

Según ha informado la policía catalana en un comunicado, ambas detenciones son fruto de la investigación de una denuncia interpuesta por una menor de 17 años por supuesta extorsión. La joven habría facilitado fotografías suyas de carácter sexual a través de internet, por lo que un juzgado de Manresa (Barcelona) pidió investigar si había más víctimas.

Los presuntos delincuentes utilizaban Facebook y correos electrónicos, y aprovechaban el mundo del 'cosplay' -la caracterización a través de disfraces de conocidos personajes de cómic, televisión y videojuegos- para captar a sus víctimas con una variante sexual de este fenómeno. Uno de los autores utilizaba el apodo 'Shana' y se presentaba como fotógrafa para iniciar los primeros contactos con las víctimas, a las que pagaba pequeñas cantidades a cambio de fotografías y vídeos que iban subiendo de tono.

La investigación, bautizada como 'Caso Play', permitió a los agentes ponerse en contacto con una segunda víctima, de 13 años, afectada por los mismos hechos. Los Mossos determinaron que los responsables eran un vecino de Barcelona y otro de La Bisbal que estaban en contacto y que se hacían transferencias de dinero mediante una plataforma de pago virtual. Tras recoger los indicios, procedieron a su detención el jueves, pero al detectar que el barcelonés se había mudado a Palma pidieron la colaboración de la Policía Nacional.

En el registro posterior a la detención, las dos policías encontraron variado material informático que será analizado por la Unidad Central de Informática Forense de los Mossos, ya que la investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones. Ambos detenidos pasaron a disposición judicial y fueron puestos en libertad con orden de no acceder a las redes sociales.