Diario Sur

El PSC amenaza con romper el voto si el PSOE apuesta por la abstención

Los candidatos a la secretaría general del PSC Miquel Iceta y Núria Parlon.
Los candidatos a la secretaría general del PSC Miquel Iceta y Núria Parlon. / Efe
  • Miquel Iceta y Núria Parlon se enzarzan por la reforma federal y discrepan con la 'vía candiense'

La vicesecretaria primera del PSC y aspirante a liderar el partido, Núria Parlon, ha insistido este lunes en romper la disciplina de voto si el PSOE apuesta finalmente por una abstención en la investidura de Mariano Rajoy (PP), mientras que el primer secretario y candidato a la reelección, Miquel Iceta, considera que es una medida insuficiente y para "quedar bien".

Lo han dicho en un debate de Nou Cicle en el Centre Cívic Cotxeres Borrell ante unas 200 personas, incluido el expresidente de la Generalitat José Montilla y el histórico dirigente Raimon Obiols, además de concejales y diputados.

"El PSC -ha dicho Iceta- debe votar 'no' y trabajar para que también lo haga todo el PSOE. No podemos quedarnos cerrados pensando en que si hacemos una cosa para quedar bien ya hemos cubierto", y Parlon ha respondido que es necesario que los socialistas catalanes mantengan su autonomía.

Ambos han coincidido en que, como primer paso, es necesario que los socialistas luchen por el 'no' a Mariano Rajoy -"no hay duda de que votaremos 'no", ha dicho Iceta- y, en caso de que la Comisión Gestora del PSOE apueste por la abstención, han exigido que se consulte a la militancia.

La discrepancia radica en cómo afrontar el escenario que se abriría si la Comisión Gestora planteara la abstención sin consultar a la militancia: Iceta aboga por defender el 'no' hasta el final y debatir con los compañeros para buscar una solución y Parlon apuesta por romper la disciplina de voto.

"No queremos que se nos vea como una muleta del PP, es la única manera de incidir, defender nuestra autonomía", ha añadido la candidata, que también ha defendido revisar el protocolo de relación entre el PSC y el PSOE para fortalecerlo.

Iceta se ha abierto a esta revisión pero ha destacado que los socialistas catalanes no deben "avergonzarse ni negar la relación federal" con el PSOE, que es intrínseca y no afecta a la soberanía del PSC, que toma sus propias decisiones en Cataluña y comparte las del Estado con el resto de federaciones.

El primer secretario también ha defendido que el PSOE es consciente de que el PSC tiene un papel clave en el abordaje del encaje de Cataluña en España y lo ha demostrado reservando un puesto en la Comisión Gestora a un representante catalán, que se incorporará cuando el partido haya pasado su periodo congresual.

Tanto él como Parlon han defendido la labor del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez y han destacado que le han apoyado "hasta el final" pese a que ninguno de los dos le votaron en primarias, y han lamentado su dimisión y las circunstancias que le llevaron a ella.

Parlon ha pedido a la Comisión Gestora que no haga "trampa" diciendo que no es lo mismo abstenerse que votar 'sí' a Rajoy, porque ambos escenarios acaban en un Gobierno del PP, e Iceta ha deseado que se configure un nuevo Comité Federal cuanto antes y que se de la voz a la militancia.

Tensión entre los candidatos

El momento más tenso del debate se ha vivido cuando ambos se han enzarzado por la reforma constitucional en clave federal que propone el partido y han discrepado con la 'vía canadiense' como alternativa si fracasa.

Iceta ha ensalzado las bondades del Pacto de Granada en el que él trabajó y que sentó las bases de la actual propuesta federal del PSOE, y Parlon ha replicado que es un documento poco conocido e inconcreto que urge desarrollar: "Es insuficiente para resolver el problema. Para la gente, Granada es una ciudad".

"Menos discursos y más política", ha proseguido Parlon en el momento más duro del debate, a lo que Iceta le ha respondido que a la gente no se la puede engañar con palabras bonitas.

La moderadora del debate, la periodista Milagros Pérez Oliva, ha animado a los candidatos a posicionarse sobre la posibilidad de que el PSC recupere el 'derecho a decidir' y defienda un referéndum pactado, a lo que Iceta ha respondido con un rotundo 'no'.

Parlon le ha preguntado por qué ha incluido entonces la 'vía canadiense' en la ponencia marco del congreso del PSC y ha dicho que esa propuesta supone "saltar pantallas" y abrir la puerta a un referéndum por la ruptura.

Iceta ha recordado que Parlon antes defendía acérrimamente el 'derecho a decidir' y ahora ya no, y ella se ha defendido asegurando que lo hacía porque así "lo defendía el programa del PSC".

Después de que Parlon destacara en una entrevista de Europa Press que se debe desarrollar cuanto antes el Pacto de Granada para poder votar en referéndum una propuesta de reforma constitucional en dos años, Iceta ha dicho que "no se pueden dar detalles de la fecha porque se engaña al personal, teniendo en cuenta que hay que pactarlo" en una ponencia en el Congreso de los Diputados.

Sólo si el PSC puede ofrecer una propuesta concreta y atractiva podrá recuperar la centralidad política y revertir la pérdida de votos, ha defendido Parlon, que también ha rechazado entrar en una "batalla de siglas" con las confluencias en las que participa Podemos para ocupar el espacio de izquierdas.

Tanto ella como Iceta han destacado la necesidad de dialogar con SíQueEsPot en el Parlament y EnComúPodem en el Congreso, pero siempre con la voluntad de liderar gobiernos.

"Debemos recuperar la bandera de la lucha social y renovar el partido", ha defendido Parlon, mientras que Iceta ha abogado por reformularlo para adaptarlo a las nuevas necesidades pero sin perder de vista los orígenes y la historia.

Iceta se ha comprometido a dialogar con todos los agentes progresistas, abrir el partido al conjunto de ciudadanos y establecer la máxima de 'un cargo, un sueldo', y Parlon ha apostado por trabajar para marcar la agenda social, política y económica, hacer del PSC un partido más horizontal y potenciar el activismo.

Pese a sus discrepancias, ambos dirigentes han coincidido en destacar que se tendrán en cuenta el uno al otro tras las primarias, después de que no haya sido posible alcanzar un pacto previo que evitara la votación del 15 de septiembre: "Habrá pacto, lo habrá después de votar", ha dicho Iceta.