Diario Sur

Un policía fuera de servicio salva a un bebé

Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio atendió este lunes en Sagunto a un bebé de un año de edad sin pulso ni respiración en un centro comercial de esa localidad valenciana. El policía paseaba con su mujer cuando vio un revuelo de gente que le llamó la atención, por ello se acercó y observó a un niño de un año con los ojos cerrados y sin respuesta a estímulos. Tras verificar la ausencia de pulso y que no respiraba comenzó la maniobra de Heimlich en infantes. Gracias a la rápida actuación del policía el menor fue estabilizado y trasladado a un hospital.