Diario Sur

Susana Díaz admite por primera vez su disposición a dirigir el PSOE

La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ayer en Puerto Real. :: efe
La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ayer en Puerto Real. :: efe
  • La baronesa andaluza afirma que «estaré donde me pongan mis compañeros» para lograr «un partido ganador»

Susana Díaz calcula bien sus palabras y no da un paso en falso. Ayer por la mañana, la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A dejó entrever, sin decirlo, que está dispuesta a presentarse a las primarias, al decir que «estaré donde me pongan mis compañeros». Pero tampoco lo ha confirmado, lo que parece lógico si se tiene en cuenta que la baronesa espera impedir en el comité federal del sábado que los planes de Pedro Sánchez, primarias y congreso expres, se lleven a cabo. Es decir, dicen los 'pedristas', que su intención no es presentarse, sino boicotear las primarias. Lo que sí parece indudable es que por primera vez la presidenta andaluza reconoce que está dispuesta a hacerse cargo de la dirección del partido si éste se lo pide.

Susana Díaz, que inauguraba un centro aeronáutico en Puerto Real (Cádiz), habló por primera vez de la crisis abierta en el PSOE para rechazar de plano este calendario orgánico, además de lanzar dardos envenenados hacia su secretario general, Pedro Sánchez, al que ha acusado de llevar a cabo una «maniobra de distracción» y ha echado en cara la sucesión de derrotas electorales.

Respecto a su propia decisión, Díaz contestó que «estaré donde me pongan mis compañeros, en la cabeza o en la cola». «Aceptaré lo que digan mis compañeros y esa propuesta la haré mía», continuó, tras proclamar su amor por el partido y sus décadas de militancia, y apostilló: «Cada uno sabrá cómo se comporta en esta organización».

La presidenta andaluza reprochó su maniobra a Sánchez. «La responsabilidad que tenemos quienes estamos al frente del partido, la mayor obligación, es mantener al partido unido, cohesionado, no poner dilemas sobre la mesa que tiendan a dividir, enfrentar, a compañeros y con dilemas falsos».

Para la 'baronesa' del Sur, «la salida no es acusar a unos compañeros u otros de ser subalternos del PP. Me parece que ningún socialista lo es y nadie quiere serlo y mucho menos el PSOE de Andalucía, que está en la primera línea de la batalla con el PP» a quien, recalcó, «ha ganado, y bien», porque aquí es el Partido Popular el 'subalterno' del PSOE.

La presidenta lamentó que no haya defendido a los presidentes de Extremadura y de Castilla La Mancha, Fernández Vara y García Page, ante la «injerencias» de Podemos, a quien acusó de de «chantajear» y «paralizar» la acción de estos gobiernos regionales apoyados por la formación morada: «He echado de menos voz de la dirección del partido que se levantara y dijera que en las cuestiones del PSOE nadie se entremete, ni puede chantajear a ningún gobierno autonómico para influir en las decisiones libres que se tomen en el Partido Socialista».

«Los que ganamos elecciones»

La dirigente andaluza manifesto que el partido está en una «situación mala y difícil», porque «todas las alternativas son malas, ninguna buena». De ello, continuó, «alguna responsabilidad tendrá la dirección» y añadió que «no es de recibo culpar a aquellos que ganamos eleciones». La presidenta andaluza ya advirtió al iniciar su discurso que en el partido « estamos concadenando derrotas electorales, las últimas en Galicia y Euskadi, pero no las únicas, y viendo que el PP nos está ganando en muchos sitios y Podemos también». «Tenemos un problema», recalcó.

Díaz insistió con énfasis en que el partido había decidido que «primero España y después los intereses orgánicos», es decir aplazar el congreso del partido hasta que se conformara Gobierno. «Lo decidimos todos juntos en el mes de enero, y en abril, y sigo pensando lo mismo», recordó.

Mientras la maquinaria del PSOE-A se acelera para cerrar filas en la reunión del comité director de mañana jueves, su secretaria general recalcaba ayer que «el objetivo es hacer al partido ganador y en esa tarea estaré donde me opongan mis compañeros».