Diario Sur

Rivera rechaza apoyar un Gobierno para que Sánchez lo presida «tres cuartos de hora»

Albert Rivera exhibe a diario el 'no' que le dará a Pedro Sánchez cuando le llame la próxima semana para tratar de convencerle de que participe junto a Podemos en una negociación para poner en marcha un gobierno que saque a Mariano Rajoy de la Moncloa.

El líder de Ciudadanos, además de insistir en que Podemos y los nacionalistas, dos de los posibles socios que tendría que buscar Sánchez para superar la investidura, representan proyectos «antagónicos» con su partido, descartó que vaya a apoyar un ejecutivo «para que Sánchez sea presidente tres cuartos de hora». Coincidió de nuevo con los barones críticos socialistas en que es un intento «inviable», que, si al final pudiese ver la luz, estaría condenado al fracaso en pocos meses y, además, no resolvería los problemas económicos ni haría las reformas que necesita el país. «Queremos desbloquear España, pero no cargarnos el país», indicó para justificar su falta de apoyo.

La cúpula de Ciudadanos está convencida de que el propio Sánchez sabe perfectamente que su intento de postularese para una investidura está condenado al fracaso de antemano, pero que tiene dos buenos motivos para poner en marcha esta estrategia.

El primero sería ganar tiempo y argumentos ante los barones críticos de su partido para lograr mantener la secretaría general de la que quieren echarle y para poder repetir como candidato del PSOE a la Moncloa en unas terceras elecciones que cada vez parecen más probables. En el partido naranja piensan que el segundo objetivo es, una vez fracase el intento de negociación, achacar tanto a Ciudadanos como a Podemos la culpa de la repetición de los comicios, por hacer imposible su investidura con el veto mutuo, y evitar de esta manera ser visto, como ocurre ahora, como el máximo responsable de que España no tenga un gobierno después de los nueve meses de bloqueo.