Diario Sur

Iglesias y Errejón discrepan sobre las condiciones para pactar con el PSOE

  • El secretario general de Podemos deja claro que solo admite un gobierno de coalición para el que luego buscaría el apoyo de los independentistas

La división en Podemos puede volver a visualizarse en los próximos días cuando Pedro Sánchez les llame para ofrecerles abrir una negociación de cara a intentar poner en pie un «gobierno del cambio» alternativo al de Mariano Rajoy. Pablo Iglesias no dejó duda alguna sobre que entonces no aceptará más fórmula para el acuerdo que la de un ejecutivo de coalición entre ambos partidos, para el que luego busquen apoyos para superar la investidura fundamentalmente entre los partidos independentistas. Mientras, su número dos, Íñigo Errejón, no quiso descartar un pacto que garantice el apoyo de los diputados de Podemos a Sánchez sin que para ello tengan por qué entrar a formar parte del Gobierno.

El secretario general de la formación morada expuso con claridad ayer en San Sebastián su condición mínima para abrir una negociación con los socialistas. El PSOE tiene que aceptar negociar «de igual a igual» un gobierno de coalición y un programa de legislatura con Unidos Podemos, pacto del que queda excluido Ciudadanos, lo mismo que ya le exigió en la pasada legislatura, cuando las conversaciones terminaron en fracaso. Si ese entendimiento es posible, el siguiente paso -explicó Iglesias- será «buscar un pacto de investidura con otras fuerzas políticas», entre las que solo citó a Esquerra y a la antigua Convergència, pero que también podría incluir al PNV y otras, para garantizarse los votos suficientes para superar los previsibles noes de PP y Ciudadanos.

Esa es la oferta, indicó, y ahora solo queda saber si Pedro Sánchez la acepta. «Ahora -continuó- tiene que elegir si busca la alternativa de un gobierno con nosotros o si quiere que se repitan las elecciones...quien va a decidir si hay terceras elecciones o no es Sánchez». «No hay otra», le avisó.

La claridad de Iglesias contrasta con la calculada ambigüedad con la que solo una horas después Errejón se expresó en Madrid, donde no quiso descartar la posibilidad de un pacto con el PSOE sin entrar en el Gobierno. Se limitó a decir que «hay que poner todos los esfuerzos para garantizar un desbloqueo de la situación» y a que, a la espera de ver la «disposición del PSOE», hay que contemplar «todas las vías que permitan llegar a un acuerdo entre nosotros y el PSOE». Idéntica posición defendió minutos después Carolina Bescansa, la secretaria de Análisis Social y Político de Podemos.