Diario Sur

Benavent afirma que Rajoy conocía la corrupción en Imelsa

Marcos Benavent, exgerente de Imelsa, empresa pública de la Diputación de Valencia, acusó ayer a Mariano Rajoy, de «estar al corriente» de la supuesta trama corrupta que se investiga en el Juzgado de Instrucción numero 18 de Valencia y del presunto pago de comisiones a personas vinculadas a su partido.

Benavent, el autodefinido como 'yonqui del dinero', hizo esas manifestaciones momentos antes de declarar como investigado en una de las piezas del caso Imelsa, en concreto la relativa a los contratos municipales de Cultura.

Una vez levantado el secreto de sumario de la pieza principal de Imelsa, Benavent dio más nombres supuestamente involucrados en la trama. En concreto, se refirió al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: «Yo creo que Camps estaba al corriente, Mariano Rajoy estaba el corriente. Es lo que hay», apuntó.

Preguntado cómo sabía que Rajoy estaba al corriente de las irregularidades de la trama, respondio: «Estamos viéndolo todos los días. Tenemos que despertar un poco a la gente», al tiempo que ha recordado que el PP «está imputado por corrupción, por destrucción de discos duros...».

Benavent, pese a acusar también directamente a Camps, reconoció que con él nunca habló del cobro de comisiones. Sobre la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá y su implicación en esta trama fue más críptico: «Habrá que preguntárselo a ella», apostilló.

La coordinadora general del PP valenciano, Eva Ortiz, censuró de inmediato las acusaciones vertidas «gratuitamente» Benavent sobre el presidente del Gobierno. Ortiz afirmó que el PP respeta la acción de la justicia pero que no está dispuesto «a consentir que al presidente del Gobierno se le meta en una situación en la que no tiene absolutamente nada que ver».

«No se puede salir de un juzgado y hablar de que 'creo que' o 'parece que a lo mejor'», señaló sobre el 'yonqui del dinero', porque «son graves afirmaciones, muy peligrosas que no ayudan en nada».