Diario Sur

Yihadismo en el instituto

Dos agentes conducen, ayer, al supuesto yihadista detenido en Madrid. :: r. c.
Dos agentes conducen, ayer, al supuesto yihadista detenido en Madrid. :: r. c.
  • Detenido en Madrid un alumno acólito de Daesh, que amenazó con una masacre en las aulas y había viajado al 'Califato'

Primer golpe policial en España al yihadismo en las aulas. Efectivos de los servicios antiterroristas de la Policía Nacional detuvieron ayer a Karin El Idrissi Soussi, un alumno de 27 años de un centro de formación profesional de la Comunidad de Madrid, que compaginaba sus clases de informática en el instituto con una intensa actividad de proselitismo del Estado Islámico a través de las redes sociales y que, incluso, había tratado en los últimos meses llegar a las zonas controladas por los terroristas de Abu Bakr al-Baghdadi en Siria e Irak. Pero El Idrissi, de nacionalidad española, fue mucho más. Recientemente había amenazado a sus compañeros con perpetrar una masacre en su instituto «como las de Estados Unidos».

Los agentes de la Brigada de Información de Madrid, que acusan al detenido de «enaltecimiento del terrorismo, autoadoctrinamiento con fines terroristas y amenazas graves terroristas», llevaban meses tras la pista de este radical, pero nunca pensaron que llegara tan lejos. Todas las alertas se encendieron cuando los policías descubrieron que El Idrissi había viajado recientemente a Turquía, con la intención de llegar al 'Califato', y que había regresado a España pocos días después a través de la frontera turco-búlgara. Los servicios de información no han podido determinar hasta el momento si el sospechoso llegó a las zonas controladas por el Estado Islámico o si desistió de su propósito por el refuerzo de seguridad en las fronteras.

Fue entonces, a su regreso, cuando se dio luz verde a la 'operación Grin'. El joven había llegado muy lejos en el IES Pradolongo de Usera, donde cursaba un módulo de informática. Durante el minuto de silencio tras los atentados de París de 13 de noviembre de 2015 (entre ellos la masacre de la sala Bataclán) el ahora detenido ya lanzó varias proclamas defendiendo los ataques en la capital francesa, que dejaron boquiabiertos a sus compañeros y profesores. Según fuentes de la investigación, tras otros dos atentados del Daesh, insistió en su defensa de los terroristas.

«Afirmó incluso que el Estado Islámico es el estado ideal donde debe vivir un musulmán, expresando ante sus compañeros su intención de combatir en las filas del Daesh», según se recoge en los atestados policiales.

Diferentes perfiles

Esos mismos informes revelan que Karin El Idrissi Soussi, tras ser descubierto «visionando en plena clase filmaciones propagandísticas del Daesh», llegó a amenazar de muerte a profesores y alumnos «diciéndoles que un día acudiría armado al aula y los mataría a todos, como ocurre en Estados Unidos, así como otras frases de contenido análogo».

El seguimiento policial también ha revelado que El Idrissi acudía «casi a diario» a una biblioteca pública donde se conectaba a internet y navegaba por numerosas páginas de contenido yihadista. Además, creaba diferentes perfiles «encubriendo su identidad» en varias redes sociales, desde los cuales «difundía y ensalzaba las ideas, actividades y noticias de determinadas organizaciones terroristas yihadistas y en especial del Daesh».

En sus mensajes también apoyaba a los presos por delitos de terrorismo yihadista, «criticaba a los musulmanes moderados y expresaba públicamente su deseo de que España se convirtiese en un futuro en un Emirato Islámico».

En esta operación, coordinada por el Juzgado Central de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional, fue detenida una segunda persona. Se trata de O. S. A. A., de 18 años, y también de nacionalidad española. La Policía le atribuye diversos delitos de enaltecimiento del terrorismo yihadista.