Diario Sur

Asesinan en México a una sobrina de Ángel María Villar tras una semana de secuestro

Tragedia en la familia de Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol. Una sobrina del abogado y exjugador del Athletic fue asesinada en México, después de haber sido víctima de un secuestro en la ciudad de Toluca, situada a alrededor de 70 kilómetros de la capital del país norteamericano. La noticia la confirmó anoche el ministro de Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García Margallo. El cadáver, según las informaciones facilitadas, apareció ayer. Al cierre de esta edición se desconocía la identidad concreta de la fallecida.

La pesadilla para la familia de Ángel María Villar arrancó hace una semana, el pasado martes 13 de septiembre. Ese día, su sobrina fue raptada. «Hablé desde el principio con su tío, Ángel María Villar, y hemos estado desde el primer momento volcados en este tema. Los secuestradores la pillaron en un cajero, recorren varios intentando sacar dinero y, al día siguiente, se ponen en contacto con la familia, y la familia con nosotros. Se había pagado la cantidad, aunque inferior a la que pedían, y creíamos que iba a salir sana y salva. Por desgracia no ha sido así», indicó García Margallo en una entrevista en Onda Cero.

El titular de Exteriores en funciones conoció la noticia durante su estancia en Nueva York (Estados Unidos). En la ciudad norteamericana participa en la Semana Ministerial con motivo del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, aunque desveló que conocía desde hace días la noticia del secuestro de esta ciudadana española. Sin embargo, ninguna noticia al respecto había salido a la luz. Se había mantenido en silencio para evitar que se pudieron entorpecer las negociaciones con los secuestradores.

Según detalló García Margallo, la mujer fue secuestrada el 13 de septiembre en México, y sus captores se pusieron en contacto con la familia para pedir un rescate. El marido y otro familiar de la víctima, su primo Gorka, incluso viajaron al país para pagar la cantidad exigida, explicó Margallo.

«Lo más triste es que creíamos que se iba a solucionar fácilmente y no ha sido así. El marido y el primo han ido recorriendo distintas instalaciones funerarias y el cadáver ha aparecido en Toluca. Es una noticia muy triste y completamente inesperada», lamentó el ministro, que confiaba en que la mujer apareciera «libre y sana». Tras el hallazgo, según algunas informaciones, Margallo mantuvo una conversación con Ángel María Villar.